logo_assemblea

 

 
dimarts 10 de juliol de 2007
Lucha de clases, no de generaciones
GASTO PÚBLICO Y CAMBIOS EN LA JUBILACIÓN
VICENÇ Navarro* (EL PERIÓDICO 21/5/2007)

Se está propagando una nueva sabiduría convencional en nuestro país que asume que la lucha de clases ha sido sustituida por la lucha de generaciones, según la cual los ancianos, consecuencia de su creciente poder electoral, están absorbiendo más y más recursos públicos a costa de los recursos que deberían ir a los niños y a los jóvenes, los cuales, al no votar, no influencian a los poderes políticos. Están, así, apareciendo un número creciente de voces que piden que se reduzcan los recursos públicos consumidos por los ancianos, incluyendo las pensiones de jubilación, voces que gozan de grandes cajas de resonancia en los medios privados y públicos de información y persuasión, detrás de los cuales hay intereses financieros (como la banca, las cajas y las compañías de aseguramiento privado) que están promoviendo la privatización de la Seguridad Social.

ASÍ, hemos podido ver recientemente la promoción, por medios influyentes de información del país, del artículo La reforma de las pensiones, aparecido en la revista Panorama social de la Fundación de Cajas de Ahorro, publicado por el que era el subdirector del servicio de estudios del BBVA, David Taguas, antes de que sustituyera a Miguel Sebastián (que fue jefe del mismo servicio de estudios) como director de la Oficina Económica de la Moncloa. David Taguas propone retrasar la edad obligatoria de jubilación a los 70 años y calcular las pensiones sobre el promedio de los salarios que el jubilado ha tenido a lo largo de toda su vida laboral, en lugar de los últimos quince años, con lo que el valor promedio de las pensiones disminuiría alrededor de un 30%, tal como él mismo reconoce. Para cubrir este enorme déficit de protección social, Taguas recomienda el aseguramiento privado basado en que gran parte de la cotización del trabajador vaya a un aseguramiento individual, proponiendo pasar de un sistema de reparto en el que los trabajadores cotizantes a la Seguridad Social pagan por las pensiones de los hoy jubilados —con el entendido de que cuando ellos se retiren, los trabajadores cotizantes del momento pagarán por su pensión (según un pacto intergeneracional que ha funcionado durante muchos años)— a un sistema de capitalización individual en el que cada persona se asegure individualmente, pagando su propia póliza de seguros. (Para una crítica detallada de tal artículo ver ¿La Seguridad Social en España es inviable? en www.vnavarro.org). Que el Estado del bienestar español se gasta poco en los niños y adolescentes es un hecho bien documentado (ver Navarro, V., coordinador, La Situación Social de España) y que varios autores han estado denunciando hace ya años. Pero es una falta de rigor científico atribuir la baja inversión en las primeras edades y en los servicios públicos, como escuelas de infancia que facilitarían la integración de la mujer al mercado de trabajo, a un excesivo consumo de los recursos públicos por parte de los ancianos.

En contra de la percepción que se está generalizando de que las pensiones contributivas en España son excesivamente generosas, los datos muestran que, en términos comparativos con los países de semejante nivel de desarrollo que el nuestro (como son los países de la UE-15), las pensiones en España son más bajas que el promedio en aquellos países.

Mientras el PIB per cápita en España es un 97% y en Catalunya un 108% del promedio de la UE-15, las pensiones contributivas son solo el 68% del valor promedio de la UE-15 (para trabajadores en situaciones comparables, tomando el valor de las pensiones no como porcentaje de los salarios —puesto que los salarios en España son muy bajos—, sino el valor monetario total de las pensiones); y las no contributivas, el 42% del promedio de la UE-15. En realidad, y en contra de lo que se ha escrito, la pobreza en Catalunya y en España todavía se centra en la vejez además de en los jóvenes, tal como ha documentado Sebastián Sarasa en su Pobreza y rentas mínimas, en la colección citada anteriormente.

EL PROBLEMA real no es que los egoístas ancianos consumen demasiado a costa de los jóvenes y de las mujeres, sino que el gasto público social per cápita es el más bajo de la UE-15. Querer enfrentar a los que están siendo subfinanciados por el Estado es social y políticamente irresponsable. Lo que hay que hacer es aumentar notablemente los recursos públicos sociales que benefician a todos los grupos, tanto a los ancianos como a los jóvenes y a las mujeres. Y ahí es donde aparece de nuevo la nunca citada pero siempre presente lucha de clases. Me estoy refiriendo al comportamiento fiscal por clase social en España. Según el informe del 2005 de la Agencia Tributaria española, aquel año los empresarios y profesionales liberales declararon como media una renta que era la mitad de la renta media declarada por los trabajadores asalariados, calculándose que el fraude fiscal (incluyendo los paraísos fiscales de la banca) alcanza más del 10% del PIB, cantidad con la cual podrían cubrirse los grandes déficits de servicios y transferencias públicas a los niños, jóvenes y ancianos, y se lograría alcanzar el nivel de cobertura y protección social que nos corresponde por el nivel de desarrollo económico que tenemos.

*Catedrático de Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra.



El subdesarrollo social de España

Causas y Consecuencias

Vicenç Navarro ANAGRAMA 2006


PDF - 98.7 kB, 0 x 0 pixels

La bonanza económica y la redistribución
El salario real medio ha bajado un 4% en 10 años pese al fuerte crecimiento económico España es el único país de la OCDE en el que se ha producido un retroceso del poder adquisitivo
RTF - 18.1 kB, 0 x 0 pixels


Resposta a l'article
La bonanza económica y la redistribución
4 de setembre de 2007

"Las desigualdades de renta están creciendo"

A. R. - Madrid - EL PAÍS - Economía - 24-06-2007

Vicenç Navarro es catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y ha escrito numerosos artículos en materia de distribución de la renta.

Pregunta. ¿Cree que se está ampliando la brecha entre clases altas y bajas de la sociedad española?

Respuesta. Las desigualdades de renta están aumentando en España. Las rentas derivadas del capital están creciendo mucho más rápidamente que las del trabajo.

P. ¿Y le parece un fenómeno internacional?

R. No necesariamente. En muchos países de la UE-15 y de la OCDE están creciendo las desigualdades, pero no en todos. España, dentro de la UE-15, es uno de los países donde ha habido una mayor polarización de las rentas. Las empresas españolas han visto aumentar su beneficio neto, durante el periodo 1999-2006, en un 73%, más del doble que la media de la UE-15 (33%). Por otra parte, los costes laborales durante el mismo periodo han crecido sólo un 3,7%, cinco veces menos que en la UE-15, que fue de un 18%.

P. ¿A qué se debe esta polarización?

R. A que las rentas del capital han crecido a costa de las rentas del trabajo. Los beneficios empresariales se han basado en su mayoría en el estancamiento salarial.

P. Pero la moderación salarial ha facilitado un gran crecimiento del empleo en España.

R. No necesariamente. Si se mira en qué grupos empresariales han crecido más los beneficios, se ve que no son aquellos que crean más empleo. En realidad, en muchos de estos grupos, el empleo se está destruyendo. La banca ha sido uno de los sectores empresariales con mayores beneficios. Y en cambio no está creando empleo. El Banco Santander, que durante el periodo 1999-2006 consiguió unos beneficios de 26.000 millones de euros, perdió durante el mismo periodo 12.000 empleos.

P. En la construcción, en cambio, se ha creado mucho empleo.

R. Sí. Pero fíjese que el 76% de empleos creados por este sector son salarios que están muy por debajo del salario medio. Son además trabajos precarios. Se está creando empleo, pero de escasa calidad. No es bueno para la eficiencia de un país tener salarios tan bajos.

P. Hay quienes ven en la globalización la causa del crecimiento de las desigualdades.

R. Se está exagerando el papel de la globalización como causa del crecimiento de las desigualdades. Los países más globalizados en la UE, como Suecia, Dinamarca y Finlandia, son también los que tienen menores desigualdades. Tienen Estados de bienestar muy desarrollados. Esto les permite enfrentarse exitosamente al reto de la globalización. La globalización puede fomentar las desigualdades cuando los Estados son débiles.

P. ¿Cómo valora la política del Gobierno actual? R. En algunas áreas sociales con un notable. La Ley de Dependencia, por ejemplo, es un paso muy importante. Pero España debería gastarse 72.000 millones de euros más de los que se gasta para alcanzar el nivel de gasto público social que nos corresponde por nuestro nivel de riqueza. Nuestro PIB per cápita es ya el 97% del promedio de la UE-15. En cambio, nuestro gasto público social per cápita es sólo el 62% del promedio de la UE-15. Lamento que no haya en esto una verdadera convergencia. España continúa a la cola de la Europa social.

 
9 d'agost
Conferencia Ecosocialismo o capitalismo verde, por @JorgeRiechmann(*) (17-1-2017 Córdoba) https://youtu.be/S-jwMXcGTi8
Aquí podemos obtener materiales de trabajo que nos ofrece el autor de la conferencia: [http://tratarde.org/ (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"