logo_assemblea

 

 
dimecres 15 de novembre de 2006
En el día de hoy...
BOLKESTEIN: HACIA UN VOTO CATASTROFICO
Raoul Marc Jennar

En el pasado mes de Julio, el Consejo de ministros europeo, en el que están representados los gobiernos de los 25 países de la UE, entre ellos el nuestro, acordaba una posición común en la que se recogía una buena parte de las modificaciones que el Parlamento europeo había aprobado sobre la propuesta inicial de la directiva. Sin embargo, rechazaba algunas de ellas e introducía nuevos elementos.

Así, el Consejo de Ministros ha disminuido la exclusión de servicios sociales del ámbito de aplicación de la directiva; ha introducido fórmulas ambiguas sobre los servicios públicos y la protección de los consumidores. Aunque el derecho del trabajo no es una competencia de la Unión europea, ha supeditado el respeto del derecho del trabajo a nivel nacional al respeto del derecho comunitario, lo cual es una forma de modificar el tratado europeo sin decirlo y de limitar la exclusión del derecho del trabajo del ámbito de la aplicación de la directiva.

El Consejo de Ministros ha igualmente modificado el texto del Parlamento europeo al indicar que el respeto de los derechos fundamentales está subordinado al respeto del derecho comunitario y que estos derechos deben compatibilizarse con lo que en la jerga europea se conoce como "las cuatro libertades fundamentales": libertad de establecimiento y de circulación de personas, bienes, capitales y servicios. Esto constituye una verdadera agresión contra los derechos fundamentales tal y como fueron consagrados en las constituciones y legislaciones nacionales.

Para la aplicación de esta futura directiva, los 25 gobiernos han consentido, en el marco inapropiado del Consejo de Ministros europeo, este abandono de la soberanía al confiar a la Comisión europea el derecho de vigilancia sobre las legislaciones nacionales, lo que implica un derecho de vigilancia sobre los poderes locales. No solamente es un abuso de poder por parte del ejecutivo europeo sino que se trata además de un abandono del principio de subsidiaridad lo cual muestra lo poco que en realidad protege a los pueblos.

En fin, si bien se clarifica la cuestión del derecho aplicable al desplazamiento temporal de un prestatario de servicios y del personal empleado, el Consejo de Ministros no afirma la primacía del derecho del país de acogida para el desplazamiento permanente dejando así libre curso a la jurisprudencia de la Corte de Justicia que privilegia el derecho del país de origen.

Tras esta primera fase en la que el Parlamento y el Consejo de Ministros habían, cada uno a su manera, reaccionado ante la propuesta de la Comisión, se entraba en esta segunda fase o fase de segunda lectura en la que el Parlamento europeo debería pronunciarse sobre el nuevo texto modificado.

En comisión parlamentaria de mercado interior, fueron presentadas 43 enmiendas; en lo esencial estas enmiendas pretendían restablecer el texto tal y como el parlamento lo había votado en la primera lectura en febrero pasado y, además, pretendían suprimir una serie de ambigüedades creadas por la Comisión europea que había hecho una serie de "interpretaciones" restrictivas de lo votado en el Parlamento. El 9 de octubre pasado fueron examinadas esta 43 enmiendas y los representantes del Consejo de Ministros y de la Comisión expresaron su oposición frontal a todas las enmiendas: "uds. pueden enmendar este texto pero nosotros no tomaremos en consideración esos cambios". Esta posición abría la perspectiva de una nueva situación que está prevista para los mecanismos de procedimiento en el Tratado; debería, así, pasarse a una fase de conciliación.

En efecto, si el Parlamento europeo, con ocasión de la segunda lectura rechazase el texto actual del Consejo de Ministros, éste podría aceptar las enmiendas del Parlamento o rechazarlas. Si las rechazase, un comité de conciliación sería convocado para tratar de hacer un texto común. Si en seis semanas no se consigue un texto común, la propuesta de directiva sería abandonada. Así al anunciar el Consejo de Ministros su rechazo a todas las enmiendas propuestas el 9 de octubre daba a entender que tendría que irse a un procedimiento de conciliación La comisión parlamentaria se reunió el 23 de octubre y en ella no hubo mayoría para aceptar ir a esta conciliación y en la votación hubo 26 votos por aceptar el texto del Consejo de Ministros, 4 en contra y 6 abstenciones: Así, los parlamentarios se doblegaron ante la voluntad de los gobiernos. Será pues el texto del Consejo de Ministros el que será sometido a votación al conjunto del Parlamento europeo. El debate y la votación serán el 15 de noviembre.

Los riesgos de adopción de adoptar la directiva que liberaliza los servicios en la UE son totales. Se sabe que la derecha, los socialdemócratas en su mayoría y los liberales quieren la liberalización de la mayor parte de los servicios, quieren revisar a la baja el derecho laboral y quieren otorgar mayores poderes a la muy neoliberal Comisión europea que impedirá cualquier cambio posible tras unas elecciones. El grupo GUE/NGL presentará en la sesión plenaria una proposición de rechazo del texto del Consejo de Ministros así como enmiendas sobre los puntos más sensibles.

Raoul Marc Jennar



 
15 de setembre
Pasa del clima Publicado en 11 diciembre, 2015 por prensaclima
¡Tenemos nuevo vídeo de Laponia Beach! Denuncia con humor del colapso ambiental al que nos encaminamos salvo que lo impidamos. El lema: pasa del clima. Dentro del proyecto sobre cambio climático y la #COP21 de París, que (...)

24 d'agost
Fragmento entrevista al filosofo, matemático y escritor Bertrand Russell, en el programa Face to Face, entrevistado por John Freeman En lo intelectual: observa los hechos, no lo que te gustaría que fueran los hechos. En lo moral: entiende que el amor es sabio, y el odio (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"