logo_mrg

 

 
dimecres 18 de juliol de 2007
Ley de Deuda Externa:
¿Realmente el Gobierno cumple con sus compromisos?
Campaña ¿Quién debe a quién?
per  Campaña Quién debe a Quién

El pasado viernes 13 de julio el Consejo de Ministros anunció una condonación de deuda a los países más empobrecidos y endeudados del mundo, los incluidos dentro de la Iniciativa HIPC. (1) Con ello el Gobierno dice cumplir con la disposición transitoria segunda de la Ley 38/2006, de 7 de diciembre, reguladora de la Gestión de la Deuda Externa. Esta disposición obliga al Gobierno a presentar un plan para renegociar y, en su caso, cancelar la deuda soberana de los Países Altamente Endeudados (HIPC) con origen en los seguros de créditos a la exportación concedidos por CESCE, así como la deuda FAD de dichos países contraída con anterioridad al 31 de diciembre de 2003, dentro del marco de los acuerdos del Club de París.

Ante este anuncio gubernamental desde la Campaña ¿Quién debe a quién? queremos realizar los siguientes comentarios:

1. No se puede obviar que los países que aceptan entrar en la iniciativa HIPC tienen que pasar duros exámenes del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante varios años. Pruebas que conllevan serios ajustes estructurales para sus economías, con graves costes para la población de estos países. Por ello, cabe decir que estas cancelaciones están condicionadas al cumplimiento estricto de las políticas marcadas por el FMI y difícilmente se pueden justificar para generar nuevas oportunidades de desarrollo de estos países, en el sentido de lograr una mayor soberanía política y económica de los mismos.

2. Desde la sociedad civil lamentamos no disponer de los suficientes datos para poder valorar en su globalidad el grado de compromiso que tiene el Gobierno español ante la iniciativa HIPC. En efecto, la disposición transitoria segunda obliga al ejecutivo a cancelar la deuda de todos los países HIPC que tengan obligaciones contraídas con el Estado español. Sabemos que de los 41 países que han entrado en la iniciativa (2) tan sólo 26 tienen deuda con el Estado español. Sin embargo el Gobierno tan sólo anuncia la ampliación de cancelación de la deuda de once países (Bolivia, Costa de Marfil, Ghana, Honduras, Mauritania, Mozambique, Nicaragua, República Democrática del Congo, Senegal, Tanzania y Uganda). Por tanto, no entran en este anuncio del Consejo de Ministros los 15 países restantes (Burkina Faso, Camerún, Chad, Etiopía, Guinea Bissau, Guinea Conakry, Haití, Madagascar, Malawi, Níger, República Popular del Congo, Somalia, Santo Tomé y Príncipe, Sudán y Togo). A fecha de hoy desconocemos, ya que no se facilitan estos datos, si estos últimos países no han entrado en la cancelación porque no tienen deuda comprometida entre el 20 de junio de 1999 (anterior fecha de corte) y el 31 de diciembre de 2003 o por si ha habido un ‘olvido’ gubernamental. Por ello, y para evitar sospechas posiblemente injustificadas, solicitamos al Gobierno total transparencia sobre los datos y grado de cumplimiento de sus compromisos ante esta iniciativa, desde su inicio hasta la fecha.

3. Las cancelaciones de deuda HIPC comprometidas por el Gobierno español conllevan una conversión de un 40% de la deuda cancelada, de manera que el Gobierno tan sólo cancela directamente el 60% del importe comprometido. Estas conversiones se harán sin que previamente se lleven a cabo auditorías integrales de la deuda a convertir, de manera que no se podrá garantizar que esta deuda no tenga un carácter ilegítimo. Este punto es de especial importancia, ya que podemos estar exigiendo a estos países que acaben pagando el 40% de unas deudas que pueden tener su origen en la compra de armamento u operaciones de dudoso carácter beneficioso para el desarrollo integral de las poblaciones de dichos países.

4. Mientras el Gobierno anuncia cancelaciones de deuda continúa utilizando con más fuerza que nunca los instrumentos que generan nueva deuda sobre estos mismos países (deuda FAD y CESCE). Así, aunque se anule la deuda pasada se sigue generando nueva deuda. Para citar un ejemplo, de los países ‘beneficiados’ por el anuncio del Consejo de Ministros, Mozambique, Nicaragua y Senegal han recibido nuevos créditos FAD en el año 2006.

5. No queda claro que esta cancelación de deuda se vaya a hacer sin disminuir las aportaciones de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) que el Estado español aporta sobre estos países, por lo que podría ser que finalmente vean como el cómputo global de nuevos recursos AOD disminuye.

6. Por último, dado que parece que el Gobierno quiere cumplir con la Ley de Deuda, le solicitamos que también cumpla con todos los compromisos adoptados en dicha Ley y que todavía no se han llevado a cabo. Esto es, que de el objeto de todos los contratos que han generado la actual situación de endeudamiento, que presenten las Leyes de reforma de los créditos FAD y de la CESCE, que se desvinculen efectivamente las conversiones de deuda a la compra de bienes y servicios españoles y que se dejen de contabilizar la cancelaciones de deuda como AOD.

Por todo ello, solicitamos al Gobierno mayor transparencia sobre el anuncio que ha realizado, de la misma manera que le animamos a cumplir, dentro del plazo establecido, los otros compromisos a los que debe de dar cumplimento y que están recogidos en la misma Ley.

Campaña ¿Quién debe a quién?



 
9 d'agost
Conferencia Ecosocialismo o capitalismo verde, por @JorgeRiechmann(*) (17-1-2017 Córdoba) https://youtu.be/S-jwMXcGTi8
Aquí podemos obtener materiales de trabajo que nos ofrece el autor de la conferencia: [http://tratarde.org/ (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"