logo_mrg

 

 
dimecres 18 de juliol de 2007
“Cada vez que un pueblo oprimido responde con resistencia armada, USA fomenta en su interior una guerra civil”
Entrevista a Fayez Badawi (Frente Popular para la Liberación de Palestina - FPLP)
Manuel Talens y Carlos Martínez (Tlaxcala, red de traductores por la diversidad lingüística)
per  Xarxa de Solidartat amb Palestina de Valencia

La vida de Fayez Badawi está marcada por la creación del Estado de Israel. De no ser por aquel episodio, que alteró quizá para siempre el destino del Oriente Próximo, probablemente habría nacido y viviría hoy en algún lugar apacible de Palestina, pero en 1948 sus padres se vieron envueltos en el torbellino de la Nakba y huyeron de la tierra de sus antepasados. Pocos años después, en 1955, Badawi vio la luz en el campamento de refugiados de Tal Az-Zatar, al este de Beirut, que más tarde sería destruido, en 1976. De allí, la familia se desplazó al tristemente célebre campamento de Chatila, donde el joven fue testigo de la histórica matanza inspirada por Ariel Sharon. Con antecedentes como éstos no resulta extraño que Fayez Badawi decidiera un día ingresar en las filas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (el FPLP, creado por Georges Habash), del que hoy en día es embajador itinerante en el mundo hispano.

En la actualidad Badawi vive en España. La entrevista tiene lugar en un cafetín del popular y muy arabizado barrio de Ruzafa, en la ciudad de Valencia. Fayez Badawi es un hombre cordial, sonriente, de palabra fácil, y habla un perfectísimo castellano.

Carlos Martínez y Manuel Talens: Sr. Badawi, preséntese a los lectores, por favor.

Fayez Badawi: Soy Fayez Badawi, miembro del FPLP. Procedo de los campos de refugiados de Líbano. En primer lugar viví en el campo de refugiados de Tal Az-Zatar. Luego fui a vivir a otro, llamado Chatila, el mismo que sufrió una terrible matanza en 1982 a manos del sionismo, del fascismo y de la barbarie que representa el Estado de Israel.

Quiero pedir disculpas ante todos los amantes de la paz por la horrible imagen que en la actualidad están dando la dirección palestina, la derecha palestina y la organización Hamas, cuyos actos no representan verdaderamente el sentir del pueblo palestino. Ésa no es la cara del pueblo palestino, que es víctima de la mayor de las barbaries y no desea este enfrentamiento interno. El pueblo palestino necesita la solidaridad internacional para romper el cerco en que ha sido encerrado.

CM y MT: Dice usted que la dirección palestina y Hamas no representan el sentir del pueblo palestino. Sin embargo, en las últimas elecciones democráticas, que contaron con todo tipo de observadores internacionales, ganó el grupo religioso Hamas.

FB: Lo que ha hecho Hamas en Gaza es equivocarse de enemigo, lo cual es inaceptable para nuestra organización, pues cualquier problema o diferencia que exista entre palestinos debe solucionarse mediante el diálogo y la buena fe. Hamas se ha equivocado porque el enemigo no es nadie de nuestro pueblo, sino quien desde hace décadas nos oprime, Israel. Es cierto, Hamas ganó limpia y democráticamente unas elecciones libres, si bien hay que añadir que, bajo la ocupación, la libertad es escasa. Pero sí, Hamas ganó las elecciones y hay que respetar la elección del pueblo. Ésa es la democracia y el mismo pueblo que condujo a Hamas al poder también puede quitárselo.

Por el contrario, lo primero que hizo Occidente tras las elecciones fue sancionar al pueblo palestino, en lugar de felicitarlo por su madurez democrática. Nosotros no podemos entender esta hipocresía: si ganan quienes desea Occidente, tenemos democracia; si ganan otros, entonces no tenemos democracia. No estamos de acuerdo con la postura de la UE ni de USA en la zona. No han dado opción para que conozcamos la política de gobierno de Hamas. El programa de Hamas se basaba, en primer lugar, en acabar con la corrupción de la Autoridad Nacional Palestina, de la que es responsable la derecha palestina y, en segundo, en continuar la resistencia contra la ocupación.

El FPLP tiene diferencias con Hamas, pero nuestra organización es la única en el parlamento palestino que le ha otorgado su confianza tras su victoria electoral. Y ello porque, nos guste o no, tienen derecho a gobernar por elección popular. Pero el pueblo palestino no tiene por qué pagar el alto precio que está pagando estos días.

CM y MT: Cuando usted habla de la derecha palestina, ¿se está refiriendo específicamente a Al-Fatah?

FB: Estoy hablando específicamente de la dirección de Al-Fatah, porque dentro de Al-Fatah hay resistentes honrados y, al mismo tiempo, personas que tienen las manos manchadas en casos de corrupción y de otros asuntos nada limpios. Hablo de la derecha que no respeta el acuerdo marco entre todas las organizaciones; la que no se enfrenta a la ocupación israelí; la que no busca más que unas buenas relaciones con Olmert o Condolezza Rice; la que no tiene un programa político y social claro; la que defiende los intereses de una determinada clase social privilegiada; la que no tiene proyecto para los refugiados, para nuestra gente que vive en apartheid. El ejemplo más claro de esto que digo es que esa dirección palestina no plantea un programa de trabajo contra el muro de la vergüenza. Los encuentros de la actual dirección con Olmert nos perjudican a todos los palestinos.

CM y MT: Dado que quienes tuvieron opciones reales de alcanzar el poder a través del voto eran sólo Al-Fatah y Hamas, ¿qué le sucede a la izquierda palestina, incapaz de obtener una representación popular?

FB: La izquierda palestina está inmersa en un estado de crisis. ¿Cómo entender que el Partido Comunista Palestino no plantee la resistencia armada? Sí que plantea otros tipos de resistencia, pero no la resistencia real cuando hay que enfrentarse a los tanques de las fuerzas de ocupación. La izquierda palestina no tiene presencia eficaz en la calle o en los campos de refugiados. Otro problema al que se enfrenta la izquierda es de orden pragmático, pues no adoptó una postura clara y rotunda ante los Acuerdos de Oslo, que apoyó mayoritariamente. A estas alturas, la izquierda debería saber lo que es el imperialismo, el capitalismo o el colonialismo...

CM y MT: Un momento, ¿cuál fue la postura del FPLP frente a Oslo?

FB: El Frente Popular se pronunció en contra de los acuerdos de Oslo mediante una decisión de su Comité Central. Los hechos posteriores han venido a darnos la razón. Oslo ha sido un retroceso. Antes de los acuerdos y de la primera intifada había en Cisjordania 200.000 colonos, hoy son ya 500.000. Gracias a Oslo hay más ocupación, más controles militares, más hambre. El FPLP fue la única organización palestina dentro del marco de la OLP que rechazó los acuerdos de Oslo.

CM y MT: Sin embargo, a la hora de unas elecciones democráticas, el FPLP prácticamente no existe.

FB: En las últimas elecciones locales el FPLP ha obtenido muchos votos y concejales en los territorios ocupados. Tenemos el ejemplo de Belén, Ramala, Yenin... Ahora bien, la gente estaba tan harta de la corrupción de la Autoridad Palestina que todos querían desembarazarse de Al-Fatah a cualquier precio. Votaron a Hamas porque Hamas tenía un programa. Hamas era el voto útil, nosotros conocemos a muchos votantes de la izquierda que votaron a Hamas para cambiar de gobierno, pero han pagado un precio muy alto.

CM y MT: Entonces, la gente ha votado en Palestina como se hace en España o en Europa: no a favor de un proyecto, sino más bien contra un partido al que se quiere separar del poder...

FB: Sí, también, pero la ley electoral palestina no beneficia a las organizaciones minoritarias. Además, el FPLP tiene a todos sus dirigentes en la cárcel y está muy perseguido, no podemos salir abiertamente a la calle, tenemos que organizar los mítines por videoconferencia. Durante la campaña electoral muchos militantes del FPLP fueron detenidos, como por ejemplo, la responsable de asuntos de la mujer. Sin embargo, la derecha palestina no tiene ningún problema para hacer campaña electoral, porque no olvidemos que quien manda en Cisjordania es Israel. Es pura demagogia hablar de si hay que reforzar o no los cuerpos de seguridad palestinos. Quienes mandan son ellos, ellos son los que detienen, los que allanan propiedades, entran en las casas, arrancan olivos. No, no hemos tenido una campaña fácil. Otro aspecto importante es el del dinero. El FPLP no tenía fondos para hacer campaña electoral. La campaña la pagaron los propios militantes y simpatizantes, a diferencia de otras organizaciones, que gestionaban 20 millones de dólares de Bush. No digo que el dinero lo es todo, pero también influye.

CM y MT: ¿A qué organización alude usted cuando habla de esos fondos de Bush? ¿A Al-Fatah?

FB: Eso es lo que hay que averiguar, y determinar si es correcto o no que algunas personas se desplacen en Mercedes y se salten libremente los controles militares, mientras que el resto de los ciudadanos palestinos no pueden moverse.

CM y MT: ¿Se está refiriendo a la derecha palestina?

FB: Sí, por supuesto. Está todo muy claro en ese sentido. Todo el mundo lo sabe, al menos en Palestina, quizá no en Europa. Hemos tenido dificultad para desplazarnos. De todas formas, el FPLP también tiene su cuota de responsabilidad, pues no hemos sabido llegar a nuestra gente y por eso no nos han votado. En cualquier organización hay fallos, contradicciones y diferencias internas. Pero lo que nos afectó muchísimo fue el asunto de los presos. Tenemos a todos los cuadros del partido en las prisiones israelíes, en vez de la calle. Pero nuestro partido sigue siendo fuerte y goza de seguimiento popular. La gente sabe qué piensa el Frente, saben que tenemos un programa claro, saben que el Frente rechaza la vuelta del cuarteto, la corrupción, los acuerdos de Oslo, la denominada hoja de ruta... Creo que la gente confía en nosotros, pero prefirieron desbancar a Al-Fatah en las últimas elecciones legislativas. La izquierda palestina sigue trabajando para lograr su unidad. En Cisjordania ha habido acuerdo entre el Frente Democrático y el Frente Popular. Hemos estado juntos para frenar las luchas internas palestinas, nos hemos movilizado para decir “basta” a estos últimos hechos vergonzosos, hemos llevado a los heridos a los hospitales y hemos perdido militantes en esta batalla entre Hamas y Al-Fatah. Por todo eso, el pueblo palestino conoce nuestra postura. Si no nos eligen hoy, lo harán mañana. Aparte, ¿qué objeto tiene pelearse para obtener diputados, si carecemos de Estado, si no controlamos nada, ni la frontera ni la economía ni el agua? Todo eso, y más, está en manos de Israel. Israel controla la vida del pueblo palestino, la representación parlamentaria es una farsa cuando no existe un Estado que gobernar.

CM y MT: ¿Está el FPLP igual de implantado en Gaza que en Cisjordania?

FB: No olvidemos que el FPLP es la segunda organización en número de militantes dentro de la OLP, después de Al-Fatah, y la tercera organización palestina. El FPLP está implantado en Cisjordania, en Gaza y en los campamentos de refugiados. Lo importante no es cuántos militantes tiene uno, sino cuál es su postura y su programa político. Los nuestros están muy claros.

CM y MT: ¿Cuál es la postura del FPLP sobre la cuestión estatal? ¿Preconizan ustedes dos estados diferentes o un solo estado democrático, laico y no confesional para todos?

FB: Antes de responder a esta pregunta me centraré en algo más sencillo: en definir qué es Israel. En primer lugar, según el Derecho Internacional, Israel es un estado ilegal. Ésta es la primera realidad. En segundo lugar, el Estado de Israel nació en 1948 de acuerdo con la resolución 181. Para que Israel sea un ente legal tiene que aceptar la resolución 194, que lo obliga al retorno de los refugiados. Si no cumple con el retorno de refugiados, Israel es ilegal. El otro punto, importante, es que nosotros luchamos por un estado democrático, laico y progresista, donde todos podamos vivir en paz. Este proyecto choca con el proyecto del sionismo. El Estado de Israel quiere un estado étnicamente puro, compuesto únicamente por judíos. Entonces, la cuestión ya no es si en el fututo habría uno, dos, tres o cuatro estados, sino más bien si Israel está dispuesto a aplicar el Derecho Internacional, porque de estarlo, el problema palestino dejaría de existir. Nosotros nos enfrentamos a la barbarie, a un ataque continuo del nuevo colonialismo. El problema del pueblo palestino no puede aislarse del resto de los pueblos del Oriente Próximo. Es necesario estudiar lo que están planteando los nuevos historiadores israelíes, como Ilan Pappe, con quien estoy totalmente de acuerdo, o como el ex diputado de la Knesset, el palestino Azmi Bishara. La cuestión es que si destruimos el muro de la vergüenza israelí y retornan todos los refugiados, el problema estaría resuelto.

CM y MT: ¿Quiere esto decir que el FPLP estaría a favor de un nuevo estado laico donde todos, palestinos y judíos, tendrían los mismos derechos?

FB: Claro, ésa es la solución. No vemos otra. Si observamos el tejido social israelí, tiene al menos 14 culturas: en primer lugar un 20% está constituido por los autóctonos, es decir, los palestinos (que tienen prohibido denominarse así y han de llamarse israelíes árabes). Luego hay un 20% de rusos. ¿Qué pintan los rusos allí? ¿Por qué tienen que ir a vivir a Palestina? ¿Porque así lo prometió Jehová? También hay muchos argentinos. La situación es tan confusa que la mayoría de los israelíes tienen doble nacionalidad. Un judío de cualquier país del mundo se presenta allí y enseguida le dan una casa en un asentamiento, más 6000 euros. ¿Cómo es eso posible? No hay ningún documento que acredite que hubiera algún tipo de enfrentamiento entre la población palestina antes de 1917. A lo largo de toda la historia en esa tierra han convivido pacíficamente cristianos, musulmanes y judíos, hasta que en esa fecha empezó el colonialismo británico. El enfrentamiento no surge por cuestiones religiosas, sino por intereses económicos y por la aparición del sionismo en el primer congreso sionista de Basilea, en 1897. Nosotros somos antisionistas, no antijudíos, eso debe quedar muy claro.

CM y MT: Nos confirma entonces que el FPLP no cree en la solución de dos estados...

FB: Lo que ocurre es que si el Estado palestino fuese viable diríamos, adelante. Pero si el Estado palestino tiene los tanques israelíes en la calle, es un estado sin fronteras, rodeado por el muro de la vergüenza...

CM y MT: Y dividido en dos territorios separados...

FB: Ojalá fueran sólo dos territorios, en realidad está dividido en muchas más partes, con multitud de puestos de control militar en toda Palestina y la Franja de Gaza convertida en un gran campo de concentración...

CM y MT: Estos días la cuestión palestina ha saltado de nuevo a la actualidad. Además de por los enfrentamientos de Gaza, por lo que ha ocurrido en Líbano en el campo de refugiados de Nahr Al-Bared. Estamos todos bastante desinformados de lo que ocurre allí, los medios occidentales se empeñan en culpar a Siria. Pareciera como si todo lo que ocurre en Líbano fuera responsabilidad de Siria.

FB: En primer lugar hay que ver qué política occidental se está desarrollando dentro de Líbano, cuál es la política de USA para el Líbano y cuál la política de Israel para el Líbano y dentro del Líbano. Y también habría que cuestionarse si existe o no existe la comunidad internacional. Por ejemplo, ¿existe una política exterior de la UE que sea independiente de la de USA? Sólo si tenemos en cuenta todos estos factores podríamos empezar a hablar de lo que está pasando en Líbano. Y hay que empezar a analizar los hechos desde que el verano pasado Israel invadió y atacó Líbano con la excusa de los soldados secuestrados, cuando en realidad fueron capturados por la guerrilla libanesa dentro del territorio libanés. A raíz de aquello, Israel machacó el país con un bombardeo de más de ciento veinte mil ataques aéreos. Destruyó todas las infraestructuras. Arrojó más de un millón de bombas de racimo. En resumen, una auténtica barbarie. Pero en lugar de adoptar una postura neutral y pedir responsabilidades a Israel, se le echa la culpa a Hezbolá y a Siria.

Yo no soy defensor de Siria ni de ningún gobierno de la zona, pero sí de la lucha de los pueblos y hay que diferenciar la política de los pueblos de la de los gobiernos. Quienes siempre sufren son los pueblos.

La ONU aprobó la resolución 1559 y obligó a los sirios a salir de Líbano, pero fue con el objetivo de preparar el terreno para que Israel atacase. Una vez que lo hizo, la comunidad internacional no movió un dedo para evitarlo. Esperaban una victoria rápida y ocurrió todo lo contrario. El ejército sionista fue derrotado por la guerrilla de Hezbolá. Entonces, a iniciativa de Francia, la comunidad internacional aprobó una resolución para dar un respiro a Israel. Y el envío de tropas se ha hecho para proteger a Israel, no como consecuencia de las continuas masacres realizadas por la aviación israelí sobre pueblos del sur del Líbano.

No pudieron con la resistencia libanesa. Por eso vienen ahora con otra táctica, la de Al-Qaeda. No es que yo niegue que exista, pero hay que preguntarse quiénes están detrás de esos grupos. Hay un artículo muy bueno de un periodista usamericano, Seymour Hersh, según el cual USA tiene que ver con el nacimiento de Fatah Al-Islam, el grupo de que se ha levantado en armas en los campamentos del norte de Líbano. Además, todos los medios árabes, como Al-Jazira, han dado la noticia de la existencia de una reunión entre Dick Cheney y el responsable de la seguridad de Arabia Saudí, con pleno conocimiento del presidente de Líbano, para financiar ese grupo integrista. De ser cierto, sería algo gravísimo. ¿Qué objeto tiene esto? La política imperialista es muy clara, cada vez que un pueblo oprimido responde con resistencia armada, USA fomenta en su interior una guerra civil. Veamos: ¿Que está pasando en Iraq, un país donde antes todos convivían sin grandes problemas? Hoy los chiíes luchan contra los sunníes. Situaciones similares se viven en Palestina, Somalia, Sudán. ¿Es Fatah Al-Islam una organización palestina? Pues no. Y si no lo es, ¿por qué los palestinos tienen que pagar un precio?

CM y MT: Al hilo de lo que ha dicho sobre las injerencias exteriores en la vida de los palestinos desearíamos saber qué opina sobre los vínculos de Irán con Hezbolá.

FB: Hoy las injerencias están muy entremezcladas y confusas. ¿Qué papel está jugando Irán en Iraq o en Líbano? ¿Qué papel está jugando Israel contra Irán o qué papel está jugando USA? Por ejemplo, personalmente creo que la crisis nuclear iraní es una falsa crisis, porque el desarrollo que busca Teherán es de tipo energético, no militar, pero lo que da miedo en Occidente es el crecimiento económico iraní. Irán tiene todo el derecho a tener buenas relaciones con el pueblo palestino o libanés. ¿Por qué nadie cuestiona, por ejemplo, las buenas relaciones del gobierno francés con el gobierno libanés?

CM y MT: Le hacíamos esta pregunta porque, al parecer, Irán esta jugando a dos bandas en Iraq, al mismo tiempo contra USA y contra Iraq, que es su enemigo histórico. ¿Podría pensarse que, a su vez, Irán juega a dos bandas en el sur de Líbano, de manera que apoya la lucha contra Israel, pero también contra una parte del pueblo libanés?

FB: Yo no creo que el simple hecho de que las relaciones entre Hezbolá e Irán sean buenas deba significar que Irán está en contra del pueblo libanés. Hay otro factor, los chiíes de Líbano son la gente más marginada del país. Toda marginación crea respuestas y, en este caso, la respuesta se llama Hezbolá. Líbano no es una democracia, la Constitución de 1943 que dejó Francia al partir establece determinadas medidas que impiden que pueda hablarse de régimen democrático. Por ejemplo, el presidente del país tiene que ser un cristiano maronita; el presidente del gobierno tiene que ser sunní y, en un tercer lugar, el presidente del congreso tiene que ser chií. Este esquema se repite en los puestos y empleos de la administración pública libanesa: el primer empleo será siempre para el cristiano, el segundo para el sunní y el tercero para el chií. No hay separación entre Estado y confesiones religiosas y eso lo están pagando los ciudadanos libaneses. No se puede construir un estado con tales baremos.

CM y MT: ¿Puede acaso construirse un estado democrático con los baremos de determinadas corrientes asociadas a la Shía, que discriminan a la mujer y van en contra de todos los principios marxistas que ustedes defienden?

FB: Nosotros defendemos un estado y una sociedad laicos, democráticos y progresistas y, precisamente por eso, no gobernamos con Hamas. Rechazamos la intervención de las confesiones religiosas en el estado, tenemos nuestra propia postura sobre cuál debe ser la función de la mujer en la sociedad; de hecho en nuestra organización las mujeres ocupan puestos de máxima responsabilidad. Para nosotros habría sido muy fácil aliviar nuestra crisis económica entrando en el gobierno con Hamas, pero hemos preferido ser coherentes con nuestros principios.

CM y MT: Déjenos recordarle que el grupo escindido del FPLP, el Frente Democrático, sí que ha entrado en el gobierno palestino. ¿Qué opina de la actuación de sus antiguos compañeros?

FB: Yo no opino de la actuación en concreto de este grupo, sino de todo el gobierno palestino. En Palestina lo que ha habido es un reparto de pastel, los acuerdos de La Meca eran un acuerdo bipartidista entre Hamas y Al-Fatah, no un acuerdo sobre un programa político para enfrentarse a la ocupación. Más bien se repartieron carteras de ministros. Yo no voy a criticar exclusivamente al Frente Democrático, sino a todos los partidos que han participado en dicho mercadeo. Las consecuencias las estamos viendo a diario, porque no hay gobierno de unidad nacional, sino sólo un reparto. El que perdió las elecciones no admite su derrota y el que ganó quiere imponer su visión de Palestina.

CM y MT: Si entendemos que quien controla el gobierno controla el poder, aquellos que se quedan fuera de las instituciones “no salen en la foto”. Por eso ¿qué valor tiene en la práctica la actitud purista del FPLP? ¿Acaso no se parece esto a lo que sucede en Europa, que la izquierda extraparlamentaria es muy pura, pero carece de cualquier poder?

FB: La honradez es un valor muy importante.

CM y MT: ¿Se vive de la honradez?

FB: No podemos negociar con esto, nosotros somos un movimiento de liberación nacional, eso no hay que olvidarlo. Nos quieren hacer creer que tenemos un Estado, pero ni tenemos Estado ni tampoco una Autoridad Nacional Palestina. Todo es papel mojado, una entelequia. ¿Cómo vamos a entrar en ese reparto si nuestro pueblo se está muriendo de hambre? Aceptamos participar en las elecciones municipales y legislativas, pero queremos corrección y limpieza en las instituciones. Seamos claros: la OLP es el único representante legítimo del pueblo palestino, no puede haber otro representante.

CM y MT: Pero Al-Fatah está en la OLP.

FB: Pero ¿cuantos años lleva la OLP sin celebrar el Congreso Nacional Palestino? Un tercio de sus miembros han muerto y hay que elegir a otra gente en su lugar. Llevamos veinte años sin celebrar ningún congreso. Nosotros no vivimos en las oficinas, sino que trabajamos en la calle, en la sanidad, en la educación, con los niños, con talleres, con mujeres. Realizar este trabajo de contacto directo con el pueblo es muy importante y la gente lo sabe y lo valora. De hecho, la organización más castigada por la ocupación ha sido el FPLP, que tiene más de mil presos, entre ellos su secretario general, su vicesecretario general y su portavoz. Por algo será. Claro que criticamos a quienes no tienen contacto con su pueblo, pero al mismo tiempo no podemos participar en la dirección si estamos en desacuerdo con las decisiones que se toman sobre Palestina para plegarse ante la llamada “comunidad internacional”, no podemos vender nuestros principios. Se es “purista” cuando no se reconocen los errores, pero nosotros nos equivocamos en muchas ocasiones, discutimos y tratamos de rectificar. Lo que ocurre es que la realidad nos ha dado la razón: el Frente Popular dijo “no a Oslo”, porque Oslo era una trampa para el pueblo palestino y significó la derrota de la primera intifada.

CM y MT: A propósito de Oslo, hablemos ahora de la figura de Arafat. ¿Diría usted que Arafat se cambió de chaqueta?

FB: Yo no diría eso. Arafat era un líder carismático y fue muy importante para el pueblo palestino. Arafat nunca renunció a estos tres puntos: Estado palestino viable, capital en Jerusalén y retorno de los refugiados. Es posible tener diferencias con lo que hizo, pero nunca renunció a ninguna de las anteriores reclamaciones, que eran el programa común a todas las organizaciones palestinas. Por eso fue tan castigado al final de su vida.

CM y MT: Arafat aceptó cosas inaceptables...

FB: Y se equivocó, pero no renunció a los tres principios expuestos.

CM y MT: Pero al aceptar Oslo aceptó el principio de los dos estados.

FB: Arafat era muy inteligente, pensó que si el Estado sionista aceptaba el retorno de los cuatro millones de refugiados, Israel no sería capaz de mantener su estatus de estado teocrático.

CM y MT: Sí, pero aceptó los dos estados sin tener ningún tipo de seguridad de que regresarían los refugiados.

FB: Por eso nuestra organización defendió la postura contraria, al igual que la mayoría de nuestro pueblo, sólo hay que preguntar en los campos de refugiados. No se ha planteado seriamente el retorno de los refugiados ni de los palestinos de 1948. Hay un arabista madrileño, llamado Isaías Barreñada, que es uno de los mejores especialistas sobre la cuestión palestina y que ha estudiado los Acuerdos de Oslo y divide el problema palestino en tres partes: 1) Refugiados palestinos, 2) Palestinos de 1948 y 3) La cuestión de Gaza y Cisjordania. Concluye Barreñada que los Acuerdos de Oslo sólo trataron sobre Gaza y Cisjordania, pero además, lo hicieron de manera muy superficial. No se trató el asunto del agua ni las fronteras ni el desmantelamiento de los asentamientos, todo se pospuso para más adelante y nos dieron algo que no llega a ser ni una autonomía ni mucho menos un autogobierno.

CM y MT: Es decir, que Arafat permitió que lo enredaran...

FB: Se equivocó. Porque había promesas y confiaba en la comunidad internacional. Pero para Arafat el objetivo estaba claro, un estado laico con capital en Jerusalén.

CM y MT: Y, sin embargo, a pesar de sus errores, para el FPLP Arafat sigue siendo un personaje respetado.

FB: Así es, un personaje respetado por su trayectoria histórica como máximo representante de la OLP.

CM y MT: Sabrá usted que Uri Avnery, un sionista amigo de los palestinos, pero sionista al fin y al cabo, mantuvo durante muchos años una relación directa y estrecha con Arafat. ¿Cree que fue él quien lo convenció de aceptar un Estado palestino junto al Estado de Israel?

FB: Durante una conferencia de Uri Avnery le hice una observación: “Para que haya paz tiene que haber justicia, por eso hay que aplicar a rajatabla el Derecho Internacional, pero hay un muro de la vergüenza y refugiados desplazados, que deberían regresar”. Este señor, que en la conferencia había hablado de paz, me respondió con mucha agresividad: “Usted lo que quiere es destruir el Estado de Israel”. Yo no entiendo que se pueda estar a favor de la paz sin admitir el regreso de los refugiados.

CM y MT: Reiteramos la pregunta, ¿cree usted que Avnery influyó en Arafat para firmar los acuerdos de Oslo?

FB: No lo sé, pero mi experiencia personal es que la postura de Avnery es terrible, pues habla muy superficialmente de la paz, como podía hacerlo Isaac Rabin, quien golpeó con puño de hierro al pueblo palestino, arrancó cien mil olivos en Cisjordania y aplicó la política de expulsión y de “huesos rotos”. Hay un libro de un profesor y escritor gallego, llamado Ignacio Álvarez-Ossorio, del Comité para la Solidaridad con la Causa Árabe, en el que habla del “miedo a la paz”. En el discurso público se habla de paz, pero luego, por detrás, se asesina, se viola... El mejor ejemplo viviente de esta política es Shimon Peres.

CM y MT: Precisamente le íbamos a preguntar por Shimon Peres, quien según los medios burgueses occidentales es un hombre de paz.

FB: Shimon Peres es un sionista. Cualquiera puede conocer su historial gracias a internet. No hay más que visitar los sitios web de Rebelión o del Comité de Solidaridad de la Causa Árabe para obtener datos como el de su responsabilidad en la masacre de Qana. Peres pertenece al Partido Laborista, que está incluido en la Internacional Socialista, pero eso significa muy poco en Israel, porque el pueblo palestino ha sufrido matanzas tanto cuando gobernaba el Partido Laborista como el Likud. Shimon Peres habla al mundo de construir la paz, pero sus actos lo desmienten. La semilla del conflicto es el sionismo, la ideología racista que impera en Oriente Próximo. Me gustaría recordar aquí la frase de que “la única solución para que los pueblos puedan reconciliarse es la paz”; los pueblos son los primeros en rechazar las guerras y el terrorismo, porque son ellos quienes los sufren en primer lugar, pero hay que diferenciar entre terrorismo y lucha de los pueblos. Por ejemplo, yo admiro la resistencia de los pueblos europeos en la Segunda Guerra mundial contra el fascismo y nazismo. La lucha del pueblo palestino hay que entenderla en este marco, es una lucha contra el sionismo, que equivale al fascismo, pues parte de unas premisas racistas.

CM y MT: En este punto, y puesto que vive usted en España, es inevitable la siguiente pregunta: ¿Cómo definiría las acciones de Al-Qaeda en la estación madrileña de Atocha, el 11 de marzo de 2004?

FB: Nosotros pensamos igual que ustedes, aquello fue terrorismo de la peor especie. USA creó Al-Qaeda para luchar contra los pueblos. Somos los primeros en condenar las acciones de Al-Qaeda. Hay un hecho muy claro y es que antes de la guerra de Iraq no había allí células de Al-Qaeda, a excepción de en el norte, bajo control kurdo y de USA, pero en el resto del país los discípulos de Ben Laden llegaron con los usamericanos. La CIA creó Al-Qaeda en Afganistán para luchar contra los afganos laicos y los soviéticos. Recordemos también, como he dicho antes, el caso de Líbano. Nosotros no queremos saber nada de esa gente. Además, quien tiene que luchar por el pueblo palestino es el propio pueblo palestino, no Al-Qaeda.

CM y MT: En Iraq también existe esa misma dicotomía de la que habla usted: mientras que los medios occidentales meten a la resistencia dentro del saco del terrorismo, sí que es posible distinguir entre terroristas sectarios y resistencia, pues esta última no asesina civiles, sino que ataca objetivos militares británicos o usamericanos, es decir, a los ocupantes.

FB: Sobre este asunto recuerdo que poco tiempo después del atentado del 11-M viajé a Líbano, Jordania y Siria y toda la gente con la que hablaba me daba el pésame por lo ocurrido en Madrid, estaban indignados y tristes, se preguntaban qué culpa tenían las víctimas del atentado. Por eso, lo repito, no hay que mezclar la lucha de los pueblos con Al-Qaeda o con el terrorismo. Pero terrorismo no es únicamente los hechos puntuales. Aparte de las decenas de civiles iraquíes que mueren a diario en Iraq, otros casos de terrorismo son también la política de limpieza étnica del Estado de Israel o el bloqueo contra Cuba.

CM y MT: Como miembro de un pueblo que lleva seis décadas sufriendo expoliación a manos del sionismo ¿qué opinión tiene de la izquierda institucional europea? Nos referimos, por ejemplo, a detalles significativos como el de Segolène Royal, la candidata del PS francés durante la reciente campaña presidencial: visitó Líbano y se entrevistó con miembros del gobierno, entre ellos de Hezbolá. Entonces, el lobby sionista francés la criticó mucho por dicha entrevista y, con el fin de neutralizar tales críticas, Royal corrió rauda y veloz a Jerusalén a entrevistarse con Olmert. Terminó declarando, textualmente, que Olmert “es un hombre de paz”.

FB: No queremos entrometernos en la política de los partidos europeos, no estamos en situación de clasificar a la izquierda o a la derecha de Europa. Pero le voy a contestar a título personal: hoy en día, no todo el que se autodenomina de izquierda lo es, hay mucha ambigüedad. Para mí, ser de izquierda es estar en contra del liberalismo y de la globalización neoliberal. Quien apoya a Olmert o la política agresiva y neocolonial de Israel no es de izquierda.

CM y MT: Entonces ¿qué le parece el Partido Socialista francés?

FB: Dice ser de izquierdas, pero su política no lo es.

CM y MT: Volviendo a nuestro país, ¿qué opinión le mereció la decisión tomada en su día por el gobierno socialista de Felipe González de establecer relaciones diplomáticas con Israel?

FB: Esta respuesta la dejo en manos del pueblo español.

CM y MT: ¿Y el envío de tropas al Líbano y a Afganistán por parte del gobierno de Zapatero? Esto ya transciende nuestras fronteras.

FB: Sobre esto sí que voy a opinar. Como he dicho antes, las Naciones Unidas no son lo que eran. En cuarenta y ocho horas USA puede hoy obtener una resolución favorable a sus intereses. Entonces, hay que preguntarse si el envío de tropas a Líbano era para defender a la población libanesa o al gobierno israelí. Para nosotros, lo que busca el envío de tropas a Líbano es proteger al Estado de Israel. Se dice que esas tropas están para impedir el contrabando de armas dentro del territorio de Líbano, lo cual no deja de ser una tremenda incongruencia, porque Israel recibe de sus aliados una ingente cantidad de armamento moderno. ¿Quién ha vendido a Israel dos submarinos, bombas de fragmentación, minas antipersonales? El envío de tropas favorece a Israel, no al pueblo libanés. Discrepamos de la decisión del gobierno español y de la del resto de gobiernos que han enviado tropas al sur de Líbano, pero al mismo tiempo condenamos la muerte de los soldados muertos en el sur del Líbano, que no dejan de ser chiquillos enviados a una guerra injusta.

La ciudadanía tiene que informarse y ver quién vende armas a Israel bajo la excusa de que es una democracia. Pero es USA quien establece unilateralmente lo que es democracia y lo que no lo es. No hay más que observar el ejemplo de Venezuela. Chávez salió elegido democráticamente y, en vez de apoyarlo, se intentó derrocarlo mediante un golpe de estado. Aznar apoyó el golpe. Años más tarde, España decidió vender piezas de aviones a Venezuela, pero no pudo hacerlo por decisión de USA, y ello a pesar de que el régimen venezolano es una auténtica democracia que no está en guerra con ningún país. ¿Dónde está la lógica? En todo caso, nosotros rechazamos la guerra y el gasto en armamentos. En lo que hay que invertir es en sanidad, en educación.

CM y MT: Muchas gracias por sus palabras, Sr. Badawi.

Carlos Martínez y Manuel Talens son miembros de Cubadebate y Rebelión. Talens también pertenece a Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Véase esta entrevista también en Cubadebate y Tlaxcala.



 
7 de juny
Mano Negra & Manu Chao - Sidi Hbibi (Live) Bayonne (France) 2008 More than a concert... in a big venue or an intimate dive, the equation is sure to be the same: Manu Chao are an explosive cocktail an explosion of joy.

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"