logo_mrg

 

 
dijous 12 d'octubre de 2006
El CADTM celebra la iniciativa de Noruega sobre la deuda
y pide a todos los acreedores ir todavía más lejos
per  Observatorio de la Deuda en la Globalización

En efecto, entre 1976 y 1980, Noruega exportó 156 navíos a 21 países del Sur por un monto total de 440 millones de euros, no para sostener el desarrollo de esos países sino para ayudar a su propia industria naval en crisis. Esas exportaciones fueron pagadas mediante préstamos contratados por los países concernidos con la agencia noruega de créditos a la exportación, el GIEK. Hoy Noruega reconoce en esa campaña de exportaciones un fracaso en términos de política de desarrollo. Noruega es de todavía acreedora de 7 de los 21 países (los 5 citados precedentemente, más Birmania y Sudán) pero las mencionadas deudas no aportaron a los pueblos más que pobreza, deuda ilegítima y malversaciones financieras.

Por ejemplo en Ecuador, un estudio llevado a cabo por el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES) y por la Comisión para el Control Civil de la Corrupción (CCCC) reveló que la deuda inicial por la compra de navíos era una deuda privada de 13,6 millones de dólares pero se transformó en una deuda pública de 50 millones de dólares asumida ilegalmente por el gobierno ecuatoriano.

El CADTM que milita desde hace muchos años por el reconocimiento de la noción de deuda odiosa, celebra la decisión del gobierno noruego de reconocer su responsabilidad en una deuda profundamente ilegítima que representa una carga insoportable para los países a los que afecta. Además, el CADTM se alegra de que esta anulación de deuda no sea considerada dentro del monto de la ayuda pública noruega al desarrollo, contrariamente a lo que se hace en otros lados, deformando gravemente los montos reales otorgados por los países ricos para el desarrollo del Sur.

El CADTM considera que esta decisión de las autoridades noruegas es el resultado de un excelente trabajo de movilización y de sensibilización realizado por los activistas y los movimientos por la abolición de la deuda que están actuando en los países afectados, en particular Noruega y Ecuador.

El CADTM resalta con satisfacción que Noruega rompe por una vez la solidaridad entre países miembros del Club de París (grupo informal de 19 países ricos acreedores) ya que ha actuado deliberadamente de manera unilateral. Este hecho, aporta la prueba de que es posible llegar a avances reales sobre el problema de la deuda desde que se rechaza permanecer en el cuadro del Club de París, en el seno del cual los países endeudados se encuentran aislados al encarar al frente unido de las grandes potencias. Lamentablemente, Noruega subraya desde ahora que las discusiones sobre las reducciones de deudas noruegas se reintegrarán al cuadro del Club de Paris desde 2007.

En consecuencia, y después de las movilizaciones[1] que han tenido lugar este año 2006, el CADTM exige la supresión pura y simple de la anomalía institucional que constituye el Club de París, que pone trabas a toda solución justa al problema de la deuda desde hace 50 años.

Por último, el CADTM hace un llamado a todos los acreedores oficiales a reconocer su responsabilidad en el sobreendeudamiento y en el mal desarrollo de los países del Sur, a declarar a esas deudas como odiosas y a abolir inmediatamente la totalidad de las acreencias que poseen sobre los países en desarrollo.




reivindicaciones sobre la Ley de la Deuda Externa
PDF - 147.3 kB, 0 x 0 pixels


 
25 de novembre
14 de noviembre 2017
Conversaciones en La Central (40) @Yayo_Herrero y @Rosa_Colmenarejo "Crisis ecosocial y perspectivas de cambio"

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"