logo_mrg

 

 
dissabte 3 de maig de 2003
Campaña Valenciana Contra la Guerra de Iraq
Entrevista a Antonio Arnau, portavoz de la Campaña Valenciana contra la Guerra
por Cesar Jara para El Inconformista Digital

El Inconformista Digital

La decisión del Gobierno español, presidido por el líder derechista José María Aznar, de involucrar a este país en la guerra contra Iraq, al servicio de la estrategia imperialista de su amigo y patrón George Bush, ha significado el inicio de la mayor de las movilizaciones ciudadanas vividas en España desde la dictadura franquista.

Millones de personas se han lanzado a las calles, en varias ocasiones, en casi todas las grandes ciudades y en muchos pueblos, para decir basta, para parar la agresión y para expresar su rechazo a un presidente desconectado del sentir popular y con un talante cada vez más chulo y autoritario.

"El Gobierno no ha escuchado el clamor popular contra de la guerra"

Las movilizaciones más grandes vividas en Valencia jamás: Dos manifestaciones multitudinarias, varias concentraciones, una cadena humana que rodeó el centro de la ciudad, un concierto de música. Y otros muchos pequeños actos desperdigados por la periferia, esos son los logros obtenidos por la denominada Campaña Valenciana contra la Guerra, una plataforma unitaria que sumó el esfuerzo de más de ochenta organizaciones de todo tipo: Políticas, sindicales, sociales y profesionales.

Varios meses de trabajo de organización y de concienciación que no pudieron impedir la guerra, pero que seguro que dejarán una gran huella en la historia contemporánea de la capital del Turia. Y en la memoria colectiva de miles y miles de personas.

Antonio Arnau es su portavoz, cuarenta y nueve años, se gana la vida como agente comercial y su pasión es la acción social y política, desde que era un adolescente y comenzó a militar en organizaciones de la izquierda.

Pregunta: No se pudo evitar la guerra, ¿cuál es su valoración del desarrollo de las movilizaciones?

Respuesta: Estamos reflexionando aún; me queda un sabor agridulce de todo esto. No pudimos parar la masacre, a pesar de tantos esfuerzos y luchas, pero también he podido ver que hay millones de personas, en España y en otros lugares que se han movilizado exigiendo se les escuchase. Eso es muy importante sin duda. Ha sido algo que se venía formando desde las manifestaciones anti globalización, la huelga general del año pasado y el cabreo por lo del chapapote. La gente quiere coger el destino en sus manos.

-¿Ha sido importante para esas movilizaciones el sentido unitario de la Campaña contra la Guerra?

 Sí ha calado ese mensaje, junto con el hecho de que el protagonismo no ha sido, en las manifestaciones, cara a la foto, de políticos conocidos, sino de personas anónimas de decenas de pequeñas organizaciones sociales. A la gente que salía a miles a la calle le ha indignado el machaqueo del Gobierno sobre manipulaciones electoralistas en esas movilizaciones, eso ha sido así. Ahora hay que dotar de base al deseo de amplias masas de ciudadanos que no se contentan con votar cada cuatro años. Faltan mecanismos políticos y legales que le den la palabra a esa gente en democracia.

-¿Cómo se formó esta plataforma?

 Esto venía desde septiembre del año pasado, de una reunión convocada por la gente que viajó a Iraq y otra gente que estuvo en la campaña contra la Europa del Capital. En enero de este año, tras las declaraciones de Bush de agredir Iraq, se fueron sumando más organizaciones hasta llegar a más de ochenta de todo tipo.

-¿Te sorprendió que se uniese el Partido Socialista?

 No; discutí con algunos compañeros de ciertas organizaciones más “puristas” que el PSOE se sumaría (decían ellos) por razones electoralistas, pero yo creía que esta vez los socialistas necesitaban estar en esta campaña por defender su modelo de estado no sometido a Estados Unidos, su visión de una España y una Europa que no pueden depender del imperio. Aparte de razones éticas y políticas y de su deseo de estar junto a la mayoría social que, ya desde el principio, rechazaba la posible agresión militar.

-¿Ha sido importante para sumar a las manifestaciones tantas miles de personas ese carácter unitario y plural?

 Sin duda que lo ha sido, pero lo más importante y lo más bonito, desde el punto de vista del funcionamiento interno, ha sido el uso del consenso para logra acuerdos, no hemos tenido que votar ni una vez en una reunión. Hemos recuperado un espíritu de unidad en el amplio espectro de las fuerzas progresistas que hacía tiempo no se conocía. Pero mucha gente ha salido a la calle por una convinción íntima que la movía a expresar su deseo de paz. Más allá de que las convocatorias partiesen de esta o la otra organización o de que los medios de comunicación se hiciesen, más o menos, eco de nuestras llamadas a la protesta. Ha habido un sentimiento colectivo popular.

-En otras ciudades no ha habido ese sentido unitario de Valencia...

 Sí, eso ha sido un gran logro producto de lo que antes te decía.

-¿Qué sentiste el día quince de febrero, al ver esa inmensa manifestación de cerca de medio millón de personas en las calles de Valencia?

 Fui consciente de que nos había desbordado la respuesta ciudadana y que era la mayor manifestación de masas de la historia de la ciudad. Me sentí muy emocionado. Estaba tan acostumbrado a actos en los que nos encontrábamos apenas unos centenares de personas para protestar por algo, que esas horas no acababa de creerme lo que estaba viendo; había gente de todo tipo.

-Ese fue el momento de mayor satisfacción personalmente, pero habrá habido alguna decepción...

 El comienzo de la guerra, quizás; pero sobre todo ver cómo el Gobierno era sordo ante el clamor de millones de ciudadanos, cómo intentaban justificar lo que es injustificable. Eso es lo que más me ha dolido, como las declaraciones de algún ministro quejándose de que les tiraban huevos a sus sedes del PP, cuando sus aliados estaban tirando, en esos momentos, miles de bombas sobre las cabezas de miles de iraquíes y matando a muchos de ellos; eran palabras vergonzosas.

-¿No ha habido incidentes en vuestras convocatorias?

 No; los provocadores lo tuvieron difícil, aunque detectamos algún intento. Tampoco hubo excesiva presencia policial, lo cual fue positivo para evitar cosas como las que sucedieron en Madrid.

-¿Personalmente, cómo ha cambiado tu vida esto?

 No mucho, ya que mi vida ha estado desde hace años muy llena de actividad política; si acaso, he tenido que dejar de trabajar algunos días para poder atender todos los detalles de la campaña. Reuniones, ruedas de prensa, etc.

-¿Y ahora en qué queda todo?, ¿qué hará la Campaña?

 Las tropas anglonorteamericanas han invadido y ocupado Iraq, han acabado con el régimen del Sadam, pero ahora viene una nueva etapa que no traerá la paz ni la democracia al pueblo de ese país. Ellos sólo buscan quedarse con el petróleo y dominar militarmente la región.

Nosotros hemos perdido, los ciudadanos, quiero decir, esa batalla de impedir la barbarie que ha ocurrido, pero hemos de seguir denunciando todo este montaje y denunciando la actitud de nuestro gobierno. Creo que ahora es la cita con las urnas, el día 25 de mayo, cuando habrá que pasar factura por esta indecencia. No podemos dejar tampoco que el imperio siga en su estrategia contra el euro, contra la articulación de una Europa políticamente autónoma...; los ciudadanos españoles recordarán que el PP y el Gobierno no les han escuchado y que han actuado a sus espaldas. Pedimos a la gente que no vote a los que apoyaron la guerra.

-Luego entonces, esta gran movilización ciudadana servirá para algo más...

 Claro; la gente ya no se va a conformar con el voto cada cuatro años, quiere una democracia más participativa y directa. Quien quiera aspirar a gobernar este país en el futuro, ha de contar con esta demanda ciudadana, sin duda. Yo, personalmente, me quedo con una sensación agradable, tras estos meses de trabajo político y organizativo, como portavoz y responsable de la Campaña Valenciana contra la Guerra. Creo que además he hecho más de un nuevo amigo.



 
15 de setembre
Pasa del clima Publicado en 11 diciembre, 2015 por prensaclima
¡Tenemos nuevo vídeo de Laponia Beach! Denuncia con humor del colapso ambiental al que nos encaminamos salvo que lo impidamos. El lema: pasa del clima. Dentro del proyecto sobre cambio climático y la #COP21 de París, que (...)

24 d'agost
Fragmento entrevista al filosofo, matemático y escritor Bertrand Russell, en el programa Face to Face, entrevistado por John Freeman En lo intelectual: observa los hechos, no lo que te gustaría que fueran los hechos. En lo moral: entiende que el amor es sabio, y el odio (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"