logo_mrg

 

 
dimecres 5 de maig de 2010
Carta de Mohamed Abdelaziz a Ban Ki Moon de 12-04-2010
REACCION SAHARAHUI ANTE ÚLTIMA RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD.- 02-05-2010

REACCION SAHARAHUI ANTE ÚLTIMA RESOLUCIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD.- 02-05-2010

Presidente de la RASD: la presencia de la MINURSO en el Sahara Occidental es para la celebración del referéndum de autodeterminación

El Presidente de la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD) y Secretario General del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz ha recordado este domingo que la presencia de la MINURSO en el Sahara Occidental no es solo para la supervisión del alto al fuego entre el Frente Polisario y Marruecos, su misión fundamental es la celebración del referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

La presencia de la MINURSO debe entenderse en el contexto del Plan de Arreglo firmado entre el Frente Polisario y Marruecos en 1991 y "no sólo para supervisar el alto el fuego". La MINURSO "debe desempeñar su función de organizar el referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, algo que recordó el Consejo de Seguridad en su resolución 1920", dijo el Presidente saharaui en una rueda de prensa celebrada hoy en la Escuela Nacional de Mujeres Saharauis 27 de Febrero con motivo de la clausura del FiSahara 2010.

Mohamed Abdelaziz, ha advertido de que "a medida que Naciones Unidas se vaya alejando del objetivo final, el referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, nos aproximamos con más celeridad a las otras opciones, la de los enfrentamientos militares".

El dirigente saharaui ha resaltado que el pueblo saharaui es un pueblo pacífico. "Hemos trabajado para lograr la paz, pero la paciencia tiene un límite", agregó.

El Presidente Mohamed Abdelaziz ha denunciado, además, la escalada de represión marroquí en los territorios ocupados del Sahara Occidental, sur de Marruecos y en los lugares marroquíes donde reside población saharaui, y ha advertido de una nueva forma de represión a través de la utilización por parte del gobierno marroquí de colonos y fuerzas de seguridad y del ejército de paisano contra la población civil saharaui especialmente los activistas saharauis de los Derechos Humanos.

"El peor escenario sería que Naciones Unidas se convierta en un factor que incendie más la zona echando aceite al fuego, en una situación en la que el descontento está llegando a límites insospechados". Mohamed Abdelaziz ha señalado directamente a Francia, país al que ha advertido que "asume una gran responsabilidad en este sentido", ya que Francia, "de la manera más clara y fehaciente, ha sido el único país que ha defendido la situación de violación de Derechos Humanos en el Sahara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975".

Francia ha sido el abanderado junto con Marruecos de no incluir la protección de los Derechos Humanos entre las competencias de la MINURSO, frente a países como Uganda, Nigeria, México, Brasil, Gran Bretaña o Austria

Por otra parte el Presidente saharaui ha indicado que "la declaración de la vicepresidenta De la Vega defendiendo la necesidad de proteger los Derechos Humanos en el Sahara Occidental y que la MINURSO asumiera esa defensa. Es un gesto valiente que esperamos suponga una corrección de la posición del Gobierno español sobre el Sahara Occidental". No obstante, el presidente saharaui ha recordado que España es, según Naciones Unidas, la potencia administradora del territorio y por lo tanto "sobre este Estado recaen responsabilidades muy serias".

Así, ha añadido que "hasta ahora la política española en el Sahara Occidental ha significado un aliento a la posición de Marruecos que evita la solución pacífica y lo peor es que trata de involucrar a la Unión Europea en el saqueo ilegal de los recursos naturales del Sahara Occidental. España no escatima esfuerzos para lavar la imagen de Marruecos pese a su violación de los Derechos Humanos y la falta de libertades". (SPS)


Representante ante la ONU: La resolución 1920 del CS una respuesta directa intentos de Marruecos encaminados a desviar proceso de paz de sus objetivos

Nueva York, 02/05/2010 - El Representante del Frente Polisario ante Naciones Unidas, Bujari Ahmed dijo este sábado que la resolución 1920 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas constituye una reapuesta directa a los prolongados intentos de tergiversaciones de Marruecos encaminados a desviar el proceso de paz de sus objetivos, que son la organización de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

Al hacerlo, el Consejo de Seguridad reafirma la naturaleza de la cuestión saharaui como un problema de descolonización que debe ser resuelto en base a la aplicación del derecho a la autodeterminación en el marco del mandato por el que la MINURSO fue establecida y enviada al Sahara Occidental, indicó Bujari en una declaración de prensa.

El responsable saharaui señaló que los debates de los países miembros del Consejo, entre ellos, Uganda, Nigeria, México, Austria, Estados Unidos, Gran Bretaña, antes y después de la resolución reafirmaron su vinculación a la defensa de los derechos humanos en el Sahara Occidental, mostrando de forma evidente el aislamiento total de la alianza franco-marroquí establecida sobre la base de un abierto desafío a la legalidad internacional.

Bujari Ahmed señaló que las intervenciones de los diferentes miembros del Consejo de Seguridad antes y después de la adopción de la resolución configuran un mensaje directo dirigido a Marruecos para que ponga fin a sus tergiversaciones y a su desafío a la legalidad internacional y a los derechos humanos.

Para el Pueblo Saharaui, el resultado de estos desarrollos, fruto del vasto apoyo que la causa saharaui conoce en el ámbito internacional, son una batalla más ganada en el camino irreversible a la independencia y a la libertad, concluyó. (SPS)

Carta de Mohamed Abdelaziz a Ban Ki Moon de 12-04-2010

Su Excelencia Sr. Ban Ki-moon

Secretario general de Naciones Unidas

12 de abril 2010

Su Excelencia,

Con su elección como Secretario General, el pueblo del Sáhara Occidental vio el potencial de una renovación del compromiso de la ONU para resolver de una vez por todas, el caso de la última colonia en África. Usted ha reiterado en innumerables ocasiones el compromiso inquebrantable de las Naciones Unidas para la erradicación del colonialismo, así como la responsabilidad de la ONU con respecto a la protección de los derechos humanos. Sobre esta base, el Frente POLISARIO ha trabajado con usted para facilitarle su misión y la de su Enviado Personal, el Embajador Christopher Ross, para hacer realidad la tan esperada solución justa y duradera al conflicto que garantice el derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la libre determinación.

Tras haber examinado cuidadosamente su último informe sobre la situación relativa al Sáhara Occidental (S/2010/175 Documento de la ONU), distribuido a los miembros del Consejo de Seguridad el 6 de abril de 2010, me siento en la obligación moral y política de dirigirme a usted para expresar nuestra profunda decepción y frustración por el contenido del informe.

A juicio del Frente POLISARIO, el informe no refleja de manera honesta y objetiva los acontecimientos de los últimos doce meses, lamentablemente usted ha presentado al Consejo de Seguridad una imagen desequilibrada y distorsionada de la situación en el Sáhara Occidental, así como los factores que dificultan actualmente el proceso político. De hecho, el informe es tan parcial como para generar preguntas serias sobre el compromiso de la ONU en desempeñar un papel imparcial y constructivo para encontrar una solución mutuamente aceptable que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental. En ausencia de cualquier esfuerzo serio o deseo por parte de las Naciones Unidas para cumplir su promesa de celebrar un referéndum, ¿cómo voy a explicarle al pueblo saharaui el valor de continuar con nuestro compromiso y de buena fe con el proceso político liderado por la ONU?

De las muchas deficiencias en su informe, hay cuatro cuestiones que requerían una atención particular.

En primer lugar, el informe no da referencia o actualización de los progresos realizados en la aplicación de uno de los elementos principales del mandato de la MINURSO: organizar y garantizar un referéndum libre y justo y proclamar los resultados. El hecho de que en el artículo 78, el informe recomienda que la presencia de la MINURSO se debe continuar sólo "para el mantenimiento del alto el fuego", implica, por un lado, que la ONU ha aceptado las pretensiones de Marruecos de que un referéndum ya no es posible y por otra parte que el papel de la MINURSO se reducirá únicamente a la observación de una ocupación ilegal. El estancamiento actual es el resultado directo de la obstrucción por motivos políticos de Marruecos al referéndum, cuyo objetivo es dotar de contenido a todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General sobre la cuestión del Sáhara Occidental desde 1965, a saber, el derecho sagrado a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.

En segundo lugar, el pueblo saharaui considera abominable y terrible su mera "preocupación" por la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. En una serie de cartas enviadas a usted y a la Presidencia del Consejo de Seguridad, he llamado la atención sobre el peligroso deterioro de la situación de los derechos humanos en el territorio, incluida la intensificación indiscutible por parte de Marruecos de sus abusos dirigidos, en particular, contra defensores saharauis conocidos de los derechos humanos.

Caracterizar la situación de los derechos humanos casi exclusivamente como alegaciones de reciprocidad y de igualdad entre Marruecos y el Frente POLISARIO es no ver la realidad documentada en numerosos informes independientes de la ONU y otras organizaciones internacionales de derechos humanos de prestigio. El ejemplo más reciente es un informe de Amnistía Internacional el 9 de abril describiendo seis defensores de los derechos humanos detenidos por Marruecos desde octubre de 2009 como "presos de conciencia encarcelados por el ejercicio pacífico de la libertad de expresión", actualmente están en su cuarta semana de huelga de hambre, sin ninguna promesa para su liberación o la atención médica adecuada. Hoy en día, hay más de 57 presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, de ellos, 39 están en huelga de hambre, y su deteriorado estado de salud es alarmante.

Hemos observado con esperanza su referencia en los últimos informes sobre el Sáhara Occidental al deber de la ONU de "mantener los estándares de derechos humanos en todas sus operaciones, incluidas las relativas al Sáhara Occidental". Si tal obligación existe, es incomprensible que el informe no incluya una sugerencia o recomendación concreta sobre cómo esto ocurre. En cuanto a su llamado a las partes a "mantener su compromiso con el diálogo continuo y constructivo con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos es totalmente insuficiente: su Oficina no tiene presencia en el territorio, y la misma recomendó en 2006 que la vigilancia de los derechos humanos se aplicara en el contexto del mandato de la MINURSO. La conveniencia política y las amenazas de Marruecos que tienen severas consecuencias para el proceso político no deben ser toleradas, no se debe permitir que se socave la responsabilidad de la ONU en proteger al pueblo saharaui.

En tercer lugar, en este contexto, es sorprendente que el informe no refleja la oferta del Frente POLISARIO que de -manera pública y por escrito a usted - manifestó su disposición a permitir que la ONU vigile los derechos humanos en el territorio bajo su control y en los campamentos de refugiados cerca de Tinduf. En su lugar, han optado en su informe por reproducir, sin crítica alguna, la afirmación de Marruecos de que el Frente POLISARIO plantea la cuestión de los derechos humanos como una desviación política. Esto es indignante. Es claro para todo el mundo que la protección de los derechos fundamentales a la libertad de expresión y libertad de movimiento son requisitos previos para el ejercicio de la libre determinación del pueblo saharaui, que es el objetivo final del proceso en el que estamos inmersos.

En cuarto lugar, el informe no hace esfuerzo alguno para reflejar con precisión la dinámica política que prevalece en las negociaciones, dejando al Consejo de Seguridad ya la comunidad internacional ignorar el verdadero alcance de la intransigencia de Marruecos. El informe se refiere a una "serie de acontecimientos" que llevaron a su enviado personal a operar en "modo de gestión de crisis" (párrafo 15). El Embajador Ross dejó muy claro en su presentación privada ante el Consejo el 18 de febrero, que todos estos eventos "fueron instigados por parte de Marruecos, incluyendo un discurso incendiario pronunciado por su Rey, la detención de siete defensores saharauis de los derechos humanos y su posterior encarcelamiento indefinido en espera de un juicio por un tribunal militar y la deportación ilegal de Aminetu Haidar.

Del mismo modo, no se hace referencia en el capítulo C de su informe sobre el compromiso serio del Frente POLISARIO - como confirmó su Enviado Personal - en la evaluación de la propuesta de Marruecos durante las conversaciones de Armonk, y el incumplimiento por el otro lado para dedicarse de manera similar, en desacato de un compromiso contraído anteriormente con su Enviado Personal.

Por último, a pesar de las incontables cartas y protestas del Frente POLISARIO durante muchos años, y la solicitud previa del Consejo de Seguridad de la ONU al Consejero Jurídico, Hans Corell para un análisis de los principios jurídicos pertinentes, no hay ninguna referencia en todo el informe al expolio marroquí de los recursos naturales del Sáhara Occidental. Como ustedes saben, este es un tema que claramente socava la confianza entre las partes, que debe ser abordado con urgencia para restablecer el respeto del derecho internacional. Estos recursos pertenecen al pueblo del Sáhara Occidental, y no a Marruecos.

Después de casi dos décadas de haber incumplido su deber de aplicar el referéndum que permita el ejercicio de la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental, conforme a lo acordado en el Plan de arreglo de 1991, estamos llegando a la conclusión de que la ONU no tiene ni la capacidad ni la fuerza para hacer frente a las obstrucciones de Marruecos y cumplir con su promesa de un referéndum libre y justo. Habida cuenta de las evidentes fallas de la ONU, confirmadas una vez más por su informe, y el llamado de su Enviado Personal para una implicación más activa y la orientación política del Consejo de Seguridad, ahora estamos pidiendo al Consejo que incremente significativamente la regularidad de sus debates sobre la situación en el Sáhara Occidental cada cuatro meses, con el apoyo de informes más frecuentes y precisos de su oficina. Así, el Frente POLISARIO comunicará al Consejo de Seguridad su demanda de que la próxima renovación del mandato de la MINURSO sea por un período de cuatro meses.

Espero, señor Secretario General, recibir su respuesta a las graves cuestiones planteadas anteriormente. También enviaré una copia de esta carta al Embajador Christopher Ross en la que le voy a confirmar por escrito nuestra profunda consternación por la inaceptable desconsideración por parte de la ONU al pueblo del Sáhara Occidental.

Le saluda atentamente,

Mohamed Abdelaziz

Secretario General del Frente POLISARIO



 
7 de juny
Mano Negra & Manu Chao - Sidi Hbibi (Live) Bayonne (France) 2008 More than a concert... in a big venue or an intimate dive, the equation is sure to be the same: Manu Chao are an explosive cocktail an explosion of joy.

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"