logo_assemblea

 

 
dimarts 23 de gener de 2007
Declaración Unitaria de la CONVENCIÓN INTERNACIONAL
CORPORACIONES LOCALES para la promoción de los servicios públicos
GINEBRA 28-29 OCTUBRE 2006
per  mrg-valencia

www.agcs-gats.org

Mediante la liberalización de los servicios públicos, se atacan los derechos humanos y los bienes comunes fundamentales indispensables para la vida en sociedad. La liberalización de los servicios se traduce en la destrucción de la comunidad humana y la privatización de la política, desde lo local a lo mundial. El capital privado está a punto de imponer el gobierno de la sociedad mediante la Res privata.

Cara a esta amenaza llamamos a una movilización colectiva internacional por la Res pública.

Nosotros, ciudadanos, ciudadanas, Ø elegidos, elegidas, poderes locales de diversos países europeos así como de Sudáfrica y Canadá, representantes de decenas de millones de habitantes de territorios opuestos al Acuerdo General sobre la Comercialización de los Servicios (AGCS), Ø sindicalistas con responsabilidades a los niveles local, nacional e internacional, Ø miembros militantes de organizaciones ciudadanas,

Constatamos que
- En lugar de los tan cacareados beneficios por los promotores de la liberalización mundializada lo que han traído ha sido : pobreza endémica, exclusiones y desigualdades galopantes en el seno de cada país como a escala planetaria, tensiones sociales incrementadas, conflictos “locales” e internacionales exacerbados, acusados desequilibrios económicos y medioambientales, disparidades territoriales acentuadas, son los resultados visibles de esta mundialización liberal.

-  Esta ortodoxia liberal “incapaz de procurar el bienestar al conjunto de la sociedad y del planeta” está siendo fustigada, paso a paso, por la CNUCED (informe 2006) y por el premio Nobel de economía J. Stiglitz.
-  El fracaso de la tesis que fundamenta la Organización Mundial del Comercio (OMC), según la cual el desarrollo y la lucha contra la pobreza sólo tendría éxito mediante la completa apertura de los mercados en el marco de la mundialización de los intercambios.

-  Estas mismas políticas en el seno de la Unión Europea llevan al desmantelamiento de los servicios públicos y de los sistemas de protección social, y al dumping social. Por este hecho, son fuentes de desintegración más que de integración política y social.

Afirmamos que
-  Pretender organizar nuestro mundo y confiar el futuro del planeta sobre tales bases ha dejado de ser creíble y por ende inaceptable.

-  La suspensión de las negociaciones de la ronda de Doha abre la posibilidad histórica de reorientar las negociaciones para definir de otra forma la regulación del comercio internacional.

Denunciamos - Los promotores de este liberalismo desbocado que se obstinan en querer globalizar el comercio de los servicios, favoreciendo la consecución de acuerdos de libre-cambio regionales y bilaterales a pesar de sus flagrantes fracasos y del estancamiento de la OMC, cara a los desafíos sociales, económicos y medioambientales.

-  El papel de la Comisión Europea que es un socio eficaz y agresivo de la OMC. Las directivas europeas, como la directiva postal o la directiva sobre los servicios (Bolkestein), funcionan como aceleradores de la liberalización de los servicios públicos.

-  El afán de los diversos gobiernos en aceptarlos y ponerlos en marcha.

Rechazamos esta mercantilización de las actividades y relaciones humanas

Durante estos 11 años de la OMC, las negociaciones llevadas a cabo en su seno lo han sido únicamente en beneficio de los más poderosos. Tres ejemplos que lo constatan :

· mientras que la agricultura ha experimentado un desarrollo industrial cada vez más potente, 850 millones de personas padecen hambre y el 70% de ellas son agricultores.

· las grandes empresas de servicios manifiestan un creciente interés en la liberalización de los servicios, pero ésta acentúa la exclusión a estos mismos servicios de un número cada vez más importante de personas.

· el AGCS promueve una liberalización de los servicios que impediría a los poderes públicos llevar a cabo las tareas políticas para las que fueron elegidos, restringiendo en definitiva el ejercicio de la democracia. El pasar obligatoriamente por la apertura del mercado se ha constituido en una regla. El poder político no podrá ya ofrecer una gestión pública eficaz y solidaria.

Sabemos que éstas son las contradicciones entre los Estados y que han conducido al bloqueo de las negociaciones de la OMC. Las reivindicaciones de los miembros más pobres no han sido escuchadas.

Los servicios públicos son una respuesta innovadora a los desafíos mundiales de solidaridad.

Afirmamos que

-  La promoción de los servicios públicos en sus principios constitutivos de solidaridad, de igualdad de derechos, de laicidad, de justicia social et de cohesión territorial es un combate con futuro.

-  Los servicios públicos deben salir del mercado para entrar en el ámbito del derecho, definidos como derechos fundamentales en las legislaciones nacionales, europeas e internacionales.

-  Los servicios públicos son los ejes de una distinta repartición de las riquezas y de los recursos en un devenir solidario. Son inseparables de las políticas públicas basadas en el interés social general. Deben ser sostenidas mediante la financiación pública asegurada por una justicia fiscal que conlleve fundamentalmente a una tasación de los activos financieros. Esto implique la supresión del secreto bancario y de los paraísos fiscales.

-  En el marco de la gestión de las colectividades públicas,
- alternativas a la liberalización de los servicios públicos son elaboradas y puestas en funcionamiento actualmente: retorno a la red pública, desarrollo de acciones públicas locales, nuevas formas de participación ciudadana.

- las resistencias se organizan, reagrupamiento de las fuerzas políticas, sindicales, asociativas y ciudadanas.

Exigimos que · La jerarquía de las normas internacionales sea restablecida :

-  Es inaceptable que la OMC, el FMI, el Banco Mundial, la Unión Europea y los gobiernos antepongan las reglas del comercio en detrimento de las emanadas por los derechos fundamentales.

-  Deben estar sometidos a las decisiones de las Naciones Unidas, a la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de 1948, a los Pactos civiles et políticos de 1966 y sobre los derechos socio-económicos y culturales, a las decisiones relativas al derecho del trabajo de la OIT y en particular el derecho a un trabajo decente, a la protección de la salud de la OMS, y de manera general a las reglas que garanticen a los ciudadanos el ejercicio de los derechos fundamentales, que ellos puedan establecer soberanamente.

· Los mecanismos transparentes y democráticos del mercado internacional estén basados en la cooperación, la equidad y la solidaridad, ya que los acuerdos de la OMC y de las directivas de la Unión Europea alienan los derechos a los servicios públicos.

· Los servicios públicos estén organizados y financiados sobre la base de las decisiones debatidas entre las colectividades y los representantes de los ciudadanos (asociaciones, sindicatos) concernidos.

Reafirmamos nuestra vinculación con la libertad de las decisiones políticas compartidas, y con la de organizar el reparto de las riquezas sobre la base de la cooperación.

Ginebra el 28 y 29 de octubre 2006 Convención Internacional de las Corporaciones locales para la promoción de los servicios públicos



 
25 de novembre
14 de noviembre 2017
Conversaciones en La Central (40) @Yayo_Herrero y @Rosa_Colmenarejo "Crisis ecosocial y perspectivas de cambio"

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"