logo_mrg

 

 
dijous 2 de setembre de 2010
La Casa Blanca prepara una catastrofe para salvar al capital

Los EEUU tienen un plan preparado para atacar a Irán, afirmó el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas estadounidenses, almirante Mike Mullen, a la emisora NBC. Al mismo tiempo, el periódico Washington Post reveló que el pentágono pretende activar una estación de radar en Turquía o en Bulgaria, como parte de un escudo antimisiles al sur de Europa, que deberá de funcionar en el próximo año. El gobierno iraniano prometió una “respuesta aplastante” contra cualquier agresor. Mahammad Khazai, embajador iraniano en las Naciones Unidas, alertó que Teherán atacaría Tel Aviv si Israel se atreviese a agredir a Irán: “Si el régimen sionista comete la menor de las agresiones contra el suelo iraniano, vamos dejar a Tel Aviv en llamas”.

Se evidencian, por tanto, los contornos de una basta operación bélica contra Irán, que amenaza regionalizar la guerra en toda la Asia Central y Oriente Medio. La mención directa de Khazai al Estado judío no es casual ni ociosa: al contario, la participación directa de Israel en los planos imperialistas es fundamental e indispensable. Como observa el periodista inglés Robert Fisk: “En un libro notable, detallado -aunque un poco furioso en demasía- que será publicado en noviembre, el infatigable David Cronin ofrecerá una análisis microscópico de “nuestras” relaciones con Israel. Acabo de leer el manuscrito. Estoy sin aliento. Como Cronin dice en el prefacio, “Israel desarrolló lazos políticos y económicos tan poderosos con la Unión Europea, en la última década, que se convirtió en estado miembro de hecho de la unión europea, en todos los sentidos, excepto formalmente”. La verdad es que Javier Solana, el inmundo perro líder de la esencia de la política externa de la Unión Europea (ex-secretario general de la OTAN), dijo, de hecho, el año pasado, que “Israel, permítanme que lo diga, es miembro de la Unión Europea, aunque sin ser miembro de esta institución”.

Si Israel es reconocido como “miembro informal” de la UE, la integración de Turquía a la alianza es rechazada, incluso siendo un país miembro de la OTAN. El Vaticano se opone frontalmente a su admisión, a pesar de todas las reformas “occidentalizantes” realizadas por los turcos desde 1920, cuando Kamal Ataturk asumió el poder y trató de liquidar lo que aún quedaba del Imperio Otomano. Esa es también la convicción del actual presidente del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, demócrata cristiano y católico fundamentalista. Sus posiciones inflexibles sobre el Islán y Turquía fueron fundamentales para conseguir el apoyo del presidente francés Nicolas Sarkozy y de la canciller alemana Angela Merkel (también demócrata cristiana) a su nombramiento para el cargo de presidente del Consejo. Así como es la posición del primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Resumen de la opereta: los islámicos, en particular los turcos pueden hasta ser lo suficientemente buenos para servir de lacayos de la OTAN, de la cual son miembros, pero jamás para convivir en pié de igualdad con los europeos. Esta situación lleva a Turquía a ensayar un movimiento de aproximación con el mundo islámico (y un consecuente distanciamiento de los europeos), convirtiendo a Israel aún más vital para los planes imperialistas en la región.

No por casualidad, el 17 de junio el ex-primer ministro español José María Aznar (1996-2004) publicó un artículo en el Times de Londres donde afirmaba , entre otras cosas : “es nuestra primera línea de defensa en una agitada región que está constantemente bajo el riesgo de caer en el caos; una región que es vital para la seguridad energética mundial debido a nuestra dependencia excesiva del petróleo de Oriente Medio; una región que forma parte de la línea frontal de lucha contra el extremismo. Si Israel cae, todos nosotros caeremos”.

Aznar no es un fulano cualquiera, aunque su apellido refleje su vocación intelectual. Es un hijo predilecto del franquismo y expresa los sentimientos más atrasados de la Europa blanca, católica y chovinista. Aznar es un cruzado, como aquellos que proponían el exterminio de los semitas (judíos y moros) en la Edad media. Mas, dado el papel geopolítico de Israel en el mundo contemporáneo, Aznar hace elogios de los judíos, reservando el latiguillo antisemita al Islán. Es un discurso bizarro, en un país que vivió siete siglos bajo la influencia mora, y de donde fueron expulsados por la Inquisición de Torquemada (él mismo un cristiano nuevo) centenas de millares de judíos que buscaron refugio...en los países islámicos.

El discurso de Aznar es, al mismo tiempo, un diagnóstico correcto de la profundidad de la crisis y una cínica preparación para una guerra de grandes proporciones. El capital, como todos están calvos de saber, resuelve sus crisis económicas y financieras con actos salvajes de destrucción en masa -como ocurrió en las guerras mundiales del siglo pasado. Si, para “salvar a Europa” (especialmente a España, donde el 40% de los jóvenes están desempleados) y al capitalismo, fuese necesario armar una guerra total contra el Islán, que así sea. Israel está en el Oriente Medio como puesto avanzado de “Occidente” y deberá cumplir su parte en la cruzada, aún con el pretexto de defender su propia existencia.

Aznar es el portavoz del “choque de civilizaciones”, pseudo teoría sin cualquier fundamento en la realidad, mas tan útil a los propósitos del capital, como lo fue en los años 30, las fantasías delirantes de los “protocolos de los sabios de Sión” para un sujeto llamado Adolf. El pueblo israelita y los judíos de todo el mundo no deberían coludirse con la aparente simpatía demostrada por la extrema derecha europea. Sus tambores de guerra ofrecen de nuevo al pueblo semita -árabes e israelitas- en holocausto, pero ahora en defensa de los “valores occidentales”

Si dependiera de la voluntad de Aznar y similares, el capital será recompuesto sobre los cadáveres de millones de judíos e islámicos. Y la región, “vital para la seguridad energética mundial”, será reconstruida por las inmensas empresas y corporaciones europeas y estadounidenses, para ser nuevamente transformada en un civilizado protectorado “occidental”.



 
9 d'agost
Conferencia Ecosocialismo o capitalismo verde, por @JorgeRiechmann(*) (17-1-2017 Córdoba) https://youtu.be/S-jwMXcGTi8
Aquí podemos obtener materiales de trabajo que nos ofrece el autor de la conferencia: [http://tratarde.org/ (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"