logo_mrg

 

 
dilluns 6 de setembre de 2010
Entrevista con Oskar Lafontaine
Programando la pobreza de la tercera edad:
“Quien hoy gane 1.000 euros al mes, después de 45 años de trabajo quedará con una pensión de 400 euros mensuales.”

DIE ZEIT: Señor Lafontaine, desde hace 100 días ya no es usted uno de los presidentes de DIE LINKE. ¿Echa de menos estar en la primera línea de la política?

Oskar Lafontaine: Los nuevos presidentes del partido, Gesine Lötzsch y Klaus Ernst, lo están haciendo bien. En el momento que me pidan consejo, por descontado se lo prestaré.

DIE ZEIT: ¿Ha habido algún momento en el que se haya arrepentido de su retirada de la política federal?

Lafontaine: Momentos de ese tipo los hay por supuesto siempre cuando se está políticamente comprometido. Pero mi retirada tuvo motivos de peso. Un cáncer no es cosa de broma.

DIE ZEIT: Incluso el diario del partido, el Neues Deutschland, presenta el futuro de la nueva dirección con colores más bien grises. El partido de La Izquierda no consigue, sostiene el rotativo, influir en el debate público. ¿Dónde se encuentra el problema?

Lafontaine: Nuestra opinión es casi siempre silenciada sistemáticamente en los medios de comunicación, por eso no conseguimos el eco que nos gustaría. La oposición, para muchos medios de comunicación, se limita al SPD y a los Verdes. También nosotros cometemos errores. No deberíamos encarnizarnos en debates internos superfluos, sino buscar el debate político con los otros partidos. Un tema decisivo son las pensiones.

DIE ZEIT: El SPD quiere posponer el aumento de la jubilación a los 67 años. ¿Le satisface este cambio de rumbo?

Lafontaine: Se trata de una corrección muy modesta. La decisión de los socialdemócratas no cambia nada: la pobreza de la tercera edad está preprogramada. La cantidad de las pensiones -y esto nada tiene que ver con la jubilación a los 67- será, a través de diversos factores, recortada en un 33%. Quien hoy gane 1.000 euros al mes, después de 45 años de trabajo le quedará una pensión de 400 euros mensuales.

DIE ZEIT: ¿Cómo debe, pues, reaccionar la política al aumento de la esperanza de vida?

Lafontaine: Los salarios deben siempre seguir a la productividad. En Alemania el desarrollo de los salarios en los últimos treinta años ha sido un 30% más débil que en Luxemburgo. Si los salarios subieran, también subirían las pensiones, ya que los trabajadores podrían contribuir más a las pensiones: uno o dos puntos porcentuales. Si realmente se quiere ayudar a los jubilados, debe ponerse fin al dumping salarial en Alemania.



Argumentario en defensa de las pensiones públicas de IU
Documento de trabajo de Izquierda Unida sobre los planes de "reformas" del sistema público de pensiones
PDF - 57.3 kB, 0 x 0 pixels


 
15 de setembre
Pasa del clima Publicado en 11 diciembre, 2015 por prensaclima
¡Tenemos nuevo vídeo de Laponia Beach! Denuncia con humor del colapso ambiental al que nos encaminamos salvo que lo impidamos. El lema: pasa del clima. Dentro del proyecto sobre cambio climático y la #COP21 de París, que (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"