logo_mrg

 

 
divendres 10 de desembre de 2010
COP 16 Negociaciones cambio climático ONU, Cancun, Mexico
Discurso del Embajador Pablo Solon del Estado Plurinacional de Bolivia

Queremos claramente resaltar la posición del Estado Plurinacional de Bolivia sobre este texto que se nos ha presentado, éste no es un texto que refleje la convergencia de todas las partes, incluyendo las posiciones de nuestro Estado.

A diferencia de lo que señala la caratula de este documento, éste no ha sido preparado en respuesta al pedido de las partes hacia la presidenta de la COP. El Estado Plurinacional de Bolivia nunca expreso, ni mandato para la elaboración de este documento. El documento que se ha venido trabajando es el texto de negociación con todas las posiciones de las partes. Esta es la primera consideración desde el punto de vista procedimental.

En segundo lugar, sobre la sustancia del segundo documento, en relación al tema de Visión Compartida, nuestro país ha venido sosteniendo de que una temperatura de 2 grados centígrados no es aceptable, porque claramente como lo expresan diversos estudios, esta temperatura significaría para el África un incremento de 3 grados centígrados, con consecuencias muy graves a nivel de la desertificación y el acceso al agua.

Para el caso de países como Bolivia que tiene nevados, significaría la desaparición de éstos tomando en cuenta que en el curso de los últimos 20 años que han pasado ya hemos perdido un tercio de nuestros nevados. Según el propio panel del IPC un nivel de 2 grados centígrados solo da el 50% de probabilidades de que no haya un impacto irreversible para la vida en el planeta.

Lo hemos expresado en innumerables veces, nadie de nosotros enviaría a sus hijos en un avión que saben que tiene el 50% de probabilidades de aterrizar.

Es fundamental trabajar por una meta que garantice que los Estados insulares, amenazados de quedar bajo el océano, estén preservados.

Para nosotros la línea roja en el Cambio Climático es garantizar que, de aquí a finales de siglo, ninguno de los Estados que estamos aquí presentes desaparezca. Desaparezca porque se adoptó una meta que no garantizaba la supervivencia de estos Estados insulares.

Por eso Bolivia no acompaña esta meta y rechaza la meta de los 2 grados centígrados por ser absolutamente insuficiente.

Señora presidenta, este tema se combina con lo que nosotros tenemos en el capítulo de mitigación - conocido como 1b1-. Capítulo 3 del texto que nos presenta la presidencia de la COP, tenemos que señalar que aquí se hace referencia a un documento que se lista FCCCSB/2010ux que todavía no existe.

Nosotros como Estado parte, queremos saber qué es lo que se está listando y por qué es importante saber esto. Porque el día de mañana lo que fundamentalmente esperan nuestros pueblos es saber cuáles son los compromisos, las metas, de reducción de emisiones que aquí se adoptaron. No es posible tener una decisión que dice que se acuerda un listado que se va conformar más adelante.

Qué vamos a decir exactamente. Cuánto es lo que cada uno de los países del anexo 1, como aquí lo establece el párrafo 36, ha reducido o va a reducir. En qué periodo de tiempo. Con qué año base.

Este documento, que es el corazón de las negociaciones, tiene que ser de amplio conocimiento para que aquí todos nosotros sepamos qué es exactamente lo que se está listando, como metas de reducción de emisiones por partes de los países del Anexo 1. Esta es una segunda razón por la cual nosotros no acompañamos este documento. Porque no hemos venido aquí a aprobar un mecanismo de cheque en blanco en el cual los países Anexo 1 pongan lo que quieran, sin saber siquiera si eso que van a poner tiene relación con la meta que fijan en el capítulo de Visión Compartida.

Nosotros exigimos saber el listado que van hacer los países desarrollados lleva por lo menos a un objetivo de los 2 grados centígrados. Si el listado que van a poner es el listado del Acuerdo de Copenhague, estamos hablando de más de 4 grados centígrados, en verdad no estamos adoptando como meta los 2 grados centígrados. Si no una meta que es muchísimo más catastrófica para la vida, la biodiversidad y el planeta.

Este es un tema que se tiene que aclarar antes de adoptar esta decisión, cuando la adoptamos tenemos que decirle a la prensa, a nuestros pueblos, en Cancún se acordó que vamos a tener objetivos de reducción que son cuánto? 13 al 17 % que llevan a 4 grados centígrados? Eso tiene que estar claramente expresado aquí. Y claramente tiene que haber una relación entre lo que se lista y lo que se dice en párrafos más adelante, que supuestamente es esa meta de 2 grados centígrados que ni siquiera se la va cumplir en el párrafo 36. Este es el segundo grave problema que tiene este documento.

El tercer grave problema de este documento es que nos habla de un mecanismo de financiamiento, un mecanismo de tecnología de adaptación, el cual saludamos, pero cuáles son los recursos efectivos, reales que va a tener este mecanismo de financiamiento. Si vemos lo que se dice en el capítulo 4 de financiamiento y leemos con atención, se señala que se movilizarán conjuntamente 100 billones de dólares para el año 2020.

No expresa y no dice que serán los países desarrollados los que proveerán ese financiamiento, sino dice que movilizarán.

Cómo lo conseguirán, de dónde, que es dinero nuevo adicional, seguro o estamos hablando de 100 billones de dólares para el 2020, o sea de aquí a diez años que van a venir de fuentes de mercado, de créditos, que vamos a contar lo que hace el sector privado como si fueran parte de estos 100 billones.

Cuánto realmente van a poner los países desarrollados,

hemos venido aquí a que los países desarrollados cumplan con lo que dice la Convención. Que ellos tienen que proveer los fondos necesarios para garantizar las acciones de mitigación y adaptación en los países en vías de desarrollo y este párrafo (96) pone una cifra que no se sabe de dónde va venir, cuáles son sus fuentes y cuál es la certeza. No nos dice cuánto efectivamente va haber desde el año 2013 cuando empieza a correr esta cifra.

Si no hay recursos económicos, la arquitectura institucional que creemos por más bien diseñada que esté no va ser operativa, este es el caso del fondo de adaptación, que todos reconocemos tienen una arquitectura institucional muy positiva, pero que no cumple porque la cantidad de recursos que tiene son insignificantes. Tienen que haber absoluta claridad sobre este tema, porque es parte de la deuda climática que tienen los países del Anexo 1 responsables históricos de las emisiones de gases de efecto invernadero, en un 75 % que actualmente están acumuladas en nuestra atmósfera para con los países en vías de desarrollo. Por esta tercera razón, nosotros no aceptamos y rechazamos este proyecto de decisión.

Asimismo, en el párrafo 107 se expresa algo con lo cual nunca estuvimos de acuerdo y es que

quien va a manejar esto sea el Banco Mundial.

El BM no es una institución que expresa de manera equilibrada los intereses de los países en vías de desarrollo y de los países desarrollados. Es una entidad, fundamentalmente dominada por quienes más dinero pone para el Banco Mundial. Por eso nos sorprende profundamente que aquí se ponga al Banco Mundial como el trast. Cuando aquí no hubo acuerdo y nunca se dijo que estábamos todos en consenso para que sea el BM el que empiece a manejar esto, así fuera de manera provisional y transitoria.

En relación al tema de transferencia de tecnología,

un tema que hemos discutido y que estaba en anteriores versiones, ha sido prácticamente omitido. El tema de los derechos de propiedad intelectual. Un comité ejecutivo de tecnología que entre sus funciones no tiene ni siquiera la función, no hablemos de levantar los obstáculos que puede general la propiedad intelectual, sino que no habla ni siquiera de que ese comité ejecutivo de tecnología va ver asuntos relativos a temas de propiedad intelectual es prácticamente tener un centro que no va a promover efectivamente la transferencia de tecnología a los países en vías de desarrollo.

En la mayoría de las tecnologías de energía limpia más del 70 al 80% de las patentes están en manos de los países desarrollados.

Cómo puede ser posible que el comité ejecutivo de tecnología no tenga entre sus atribuciones, ver los problemas de propiedad intelectual cuando esto es un pedido reiterado de los países en vías de desarrollo. Hay formas de encontrar, a través del lenguaje, que todos los criterios se logren consensuar sobre este tema; sin embargo, la opción que aquí se a adoptado es la opción de eliminar simple y llanamente este aspecto.

En relación al capítulo que se conoce como 1b5, el mandato de Bali era sobre las aproximaciones, sin embargo la única que se ha desarrollado es la del desarrollo de nuevos mercados de carbono.

Todas las otras propuestas que se hicieron y que están en el documento de negociación que tienen que ver con otras opciones que no están basadas en el mercado, no han sido incluidas. Los principios que se colocan son solamente para los mercados de carbono, no así para las otras aproximaciones que no se basan en mercados de carbono. Las propuestas que tienen que ver con impuestos, con subsidios, con reducción de emisiones netas evitadas -una propuesta que ha hecho el Ecuador- las propuestas referidas a marcos regulatorios, normativos, con medidas precautorias, las medidas que tienen que ver con análisis del impacto de las guerras sobre las emisiones, no han sido tomadas en cuenta.

Por qué solo se toma en cuenta las opciones referidas al mercado de carbono y no se toma en cuenta todas estas otras opciones. Por qué se habla en un tema de las varias aproximaciones para luego volverlo en sustancia en un tema monotemático que hace únicamente referencia al mercado de carbono. Es esta una aproximación amplia, pluralista que toma en cuenta las posiciones de todas las partes?

Esta es otra observación profunda por la cual nosotros no aceptamos este documento.

En el caso de los bosques, nosotros somos partidarios de desarrollar un mecanismo para la reducción de la deforestación y la degradación de nuestros bosques y lograr una gestión sostenible de los mismos. Pero el enfoque dominante que está en esta opción, a pesar de todos los pedidos, las propuestas y las reuniones bilaterales que hemos tenido, es una opción dirigida a la valoración de los bosques en términos de su capacidad de captura de CO2, para prepararlos para una tercera fase que será una fase de mercados de carbono.

Por qué no se toma en cuenta la propuesta que hacemos nosotros como Bolivia, que decimos que el financiamiento para los bosques no tiene que estar en función de cuánto captura un bosque, sino tiene que estar en función de cuánto necesitamos para preservar y proteger ese bosque, porque necesitamos planes de gestión para que esos bosques no se destruyan producto de incendios, producto de desmontes que tienen que ver con la necesidad de generación de fuentes de trabajo alternativo.

Cuanto tiempo va tardar en desarrollarse ese mercado alrededor de los bosques, 8 a 10 años? Nuestros bosques necesitan soluciones urgentes ya. Producto del Cambio Climático en mi país este año por la sequedad se han quemado tres veces más bosques de lo que se queman normalmente.

Para enfrentar estos problemas, necesitamos un mecanismo que tenga por objetivo no hacer negocio sino salvar a los bosques en base a planes que nos permitan garantizar la infraestructura, las fuentes alternativas de trabajo, los sistemas regulatorios, los sistemas de guarda parques, las estructuras para poder apagar los incendios, y eso lo necesitamos no a través de un mercado de carbono. Lo necesitamos para el año siguiente, si queremos salvar los bosques.

Esta propuesta que ha hecho y a expresado nuestro país no se encuentra reflejada en el documento que estamos considerando.

Señora presidenta, nosotros hemos venido actuar de muy buena fe y queremos lograr una concertación, queremos llegar a un punto de encuentro, pero no vemos en este documento que se esté promoviendo el encuentro entre las diferentes posiciones, lo que vemos es la supremacía de una concepción, de una posición y el encuentro, el punto intermedio, el consenso no está en este documento.

Por eso, permítame expresarme con claridad que el Estado Plurinacional de Bolivia, y quiero pedir que quede en actas para que no haya ninguna mala interpretación, no acepta, rechaza este documento, por lo tanto no hay consenso para su adopción, que quede absolutamente y claramente registrado.



Resposta a l'article
CANCÚN PASA POR ENCIMA DE LA JUSTICIA CLIMÁTICA
11 de desembre de 2010, per  Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción

11 de diciembre de 2010

CANCÚN PASA POR ENCIMA DE LA JUSTICIA CLIMÁTICA

La COP16 de Cambio Climático finaliza dejando de lado las propuestas de la Justicia climática, relacionadas con el aumento de temperatura máximo, la responsabilidad de los países industrializados en la mitigación y en la continuidad del Protocolo de Kioto, en la forma en que se lleve a cabo la financiación y en los mecanismos basados en el mercado.

El texto final presentado por la presidencia de la Cumbre en las últimas horas de las negociaciones omite las referencias a los apartados relacionados con la Justicia climática, que se encontraban en los textos en los que más de 190 países han estado trabajando los últimos meses. Esta postura, planteada por Bolivia a lo largo de toda la Cumbre, fue obviada a lo largo del plenario y únicamente se tomó nota de ella, tanto en el Grupo de trabajo sobre el Protocolo de Kioto como en el Grupo de trabajo sobre la Cooperación a largo plazo, y finalmente en la reunión de la Conferencia de las Partes (COP) y la Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CMP).

De esta manera, no se establece 1,5ºC como aumento de temperatura máximo, se mantiene el riesgo de que no exista un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto, no se fijan unos compromisos de reducción de emisiones de los países industrializados en consonancia con la ciencia, no se evita que los mecanismos de financiación generen nueva deuda externa a través del pago de los intereses, se profundiza en la dilución de las responsabilidades comunes pero diferenciadas sobre el cambio climático, y se ofrece un cheque en blanco al aprobar un documento que incluye apartados que están por definir en un futuro.

Ecologistas en Acción lamenta profundamente que las propuestas de cientos de organizaciones sociales de todo el mundo, que representan las soluciones reales para combatir el cambio climático no se hayan tenido en cuenta en un dudoso modo de proceder, alejándose del consenso de todos los países de la Convención al obviar a Bolivia. Asimismo, resulta preocupante que la situación de las negociaciones internacionales vuelva a una situación de declaración de intenciones de compromiso en el futuro, en vez de compromisos reales, tal y como requiere la situación de urgencia en la que se encuentra el cambio climático.

Más información: Pablo Cotarelo 637 97 03 45

Resposta almissatge:

Morales:

(ABI) El presidente Evo Morales descartó el lunes que Bolivia se haya quedado sola en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebró en Cancún, una vez que prefirió “estar al lado de los pueblos del mundo que defienden la vida, frente a las agresiones al medio ambiente y al planeta”.

Dijo que Bolivia no firmó la denominada Declaración de Cancún “por un principio de responsabilidad y para defender a la Madre Tierra que es agredida por la irracional política de industrialización de las naciones desarrolladas”.

“Es lamentable que los países industrializados no asuman su responsabilidad y pretendan que las naciones en desarrollo, como Bolivia, carguen en sus espaldas las crisis generadas por el capitalismo”, anotó.

El embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Pablo Solón, denunció que los desarrollados “pretenden pagar la deuda climática con créditos para que los países pobres asuman los problemas que afectan al planeta por la contaminación ambiental”.

El diplomático denunció que los industrializados quieren crear “mercados ficticios de compra de bonos de reducción de gases de efecto invernadero”.

Señaló que “Bolivia considera que ese posicionamiento persigue fines que no defienden la naturaleza, una vez que prefieren gastar 10 dólares en un certificado de reducción de una tonelada de dióxido de carbono, en vez de 50 dólares por el cumplimiento de esta obligación en sus propios países”.

Tomando en cuenta esos informes, el Presidente dijo que en Cancún se aprobaron decisiones “que son peores a las de una Cumbre similar en Copenhague, Dinamarca, en diciembre del año pasado”.

“En Copenhague se fijó como límite dos grados centígrados de incremento de la temperatura y una reducción del 23 al 40 por ciento de los gases de efecto invernadero, mientras que en Cancún se rebajó esa obligación apenas del 13 al 17 por ciento”, puntualizó.

Morales señaló que si con la reducción de gases contaminantes hasta el 40 por ciento se preveía un incremento de la temperatura del dos por ciento, las decisiones de Cancún colocan al mundo al borde de un incremento del 3 o 4 por ciento del calentamiento global.

“El calentamiento global ya ha dejado secuelas en el mundo y pone en riesgo la vida del planeta por la agudización de sequías, inundaciones y la aparición cada vez más frecuente de desastres naturales”, enfatizó.

Morales advirtió que, a consecuencia de la sequía, se dejan de producir los alimentos que sirven a la humanidad para sobrevivir.

Lamentó la indolencia de los gobiernos que no escuchan la voz de sus pueblos y prefieren mantener políticas de mercantilización de la tierra sin tomar en cuenta que por ese camino llevan al mundo a su destrucción gradual.

Destacó que Bolivia se mantendrá firme con su lucha en defensa del medio ambiente y de la Madre Tierra para exigir a los industrializados el cambio de políticas que matan al planeta y a la humanidad.

Bolivia organizó en abril pasado una Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Tierra, que se desarrolló en Tiquipaya y que emitió varias recomendaciones al mundo para preservar a la naturaleza.

En ese encuentro participaron unas 35.000 personas, en representación de 147 países, sean Gobiernos, organismos internacionales y movimientos sociales del mundo.

Entre esas recomendaciones se destaca la creación de un Tribunal de Justicia Climática que sancione a países, empresas y personas que atentan contra el medio ambiente.

Igualmente se exigió al mundo industrializado que pague la deuda climática por la explotación inmisericorde de sus recursos naturales sin beneficiar al desarrollo de esos pueblos.

Bolivia no se quedó sola en Cancún, Se mantuvo junto a los pueblos en defensa de la vida
2 de gener de 2011, per  Antonio Arnau

Morales:

(ABI) El presidente Evo Morales descartó el lunes que Bolivia se haya quedado sola en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebró en Cancún, una vez que prefirió “estar al lado de los pueblos del mundo que defienden la vida, frente a las agresiones al medio ambiente y al planeta”.

Dijo que Bolivia no firmó la denominada Declaración de Cancún “por un principio de responsabilidad y para defender a la Madre Tierra que es agredida por la irracional política de industrialización de las naciones desarrolladas”.

“Es lamentable que los países industrializados no asuman su responsabilidad y pretendan que las naciones en desarrollo, como Bolivia, carguen en sus espaldas las crisis generadas por el capitalismo”, anotó.

El embajador de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Pablo Solón, denunció que los desarrollados “pretenden pagar la deuda climática con créditos para que los países pobres asuman los problemas que afectan al planeta por la contaminación ambiental”.

El diplomático denunció que los industrializados quieren crear “mercados ficticios de compra de bonos de reducción de gases de efecto invernadero”.

Señaló que “Bolivia considera que ese posicionamiento persigue fines que no defienden la naturaleza, una vez que prefieren gastar 10 dólares en un certificado de reducción de una tonelada de dióxido de carbono, en vez de 50 dólares por el cumplimiento de esta obligación en sus propios países”.

Tomando en cuenta esos informes, el Presidente dijo que en Cancún se aprobaron decisiones “que son peores a las de una Cumbre similar en Copenhague, Dinamarca, en diciembre del año pasado”.

“En Copenhague se fijó como límite dos grados centígrados de incremento de la temperatura y una reducción del 23 al 40 por ciento de los gases de efecto invernadero, mientras que en Cancún se rebajó esa obligación apenas del 13 al 17 por ciento”, puntualizó.

Morales señaló que si con la reducción de gases contaminantes hasta el 40 por ciento se preveía un incremento de la temperatura del dos por ciento, las decisiones de Cancún colocan al mundo al borde de un incremento del 3 o 4 por ciento del calentamiento global.

“El calentamiento global ya ha dejado secuelas en el mundo y pone en riesgo la vida del planeta por la agudización de sequías, inundaciones y la aparición cada vez más frecuente de desastres naturales”, enfatizó.

Morales advirtió que, a consecuencia de la sequía, se dejan de producir los alimentos que sirven a la humanidad para sobrevivir.

Lamentó la indolencia de los gobiernos que no escuchan la voz de sus pueblos y prefieren mantener políticas de mercantilización de la tierra sin tomar en cuenta que por ese camino llevan al mundo a su destrucción gradual.

Destacó que Bolivia se mantendrá firme con su lucha en defensa del medio ambiente y de la Madre Tierra para exigir a los industrializados el cambio de políticas que matan al planeta y a la humanidad.

Bolivia organizó en abril pasado una Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y la Defensa de la Tierra, que se desarrolló en Tiquipaya y que emitió varias recomendaciones al mundo para preservar a la naturaleza.

En ese encuentro participaron unas 35.000 personas, en representación de 147 países, sean Gobiernos, organismos internacionales y movimientos sociales del mundo.

Entre esas recomendaciones se destaca la creación de un Tribunal de Justicia Climática que sancione a países, empresas y personas que atentan contra el medio ambiente.

Igualmente se exigió al mundo industrializado que pague la deuda climática por la explotación inmisericorde de sus recursos naturales sin beneficiar al desarrollo de esos pueblos.

 
7 de juny
Mano Negra & Manu Chao - Sidi Hbibi (Live) Bayonne (France) 2008 More than a concert... in a big venue or an intimate dive, the equation is sure to be the same: Manu Chao are an explosive cocktail an explosion of joy.

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"