logo_mrg

 

 
diumenge 26 de desembre de 2010
EE.UU
25 días del estallido Wikileaks
David Swanson.*

Breve recuento de los "regalitos" del gobierno de EEUU a la ciudadanía de ese país (y del mundo); el trabajo de Swanson considera los hechos ya develados y se publicó en una fecha acorde: el 25 de diciembre. Los "obsequios" corresponden a distintos artículos publicados en los medios periodísticos elegidos por la organización Wikileaks para ello. Los los enlaces corresponden, en su mayoría, a textos en inglés. Juzgue el lector si son "minucias" de segundo orden.

- Cuando el primer día del escándalo Wikilieaks, mi gobierno me regaló las embajadas como insumo militar, publicado en el británico Guardian.

- El segundo día día del escándalo Wikilieaks, mi gobierno me regaló la criminalidad de dos presidentes, vista por un diario español.

- Para el día tres los documentos me permitieron conocer algunos aspecto de cómo se juega la guerra con soldados "incrustados en Pakistán.

- El cuarto día fue sustancioso: cuatro delitos entonces perfectamente tapados, por ejemplo el tráfico de bombas.

- El quinto día vino lleno de regalos de mucho rendimiento financiero: 1 la sonrisa de M. Sarkozy (en francés); 2 el caso de la coima en Moldavia; 3 un "negocito" del inefable señor Berlusconi; 4 Una guinda para el pastel: los 52 millones del vicepresidente afgano.

- El sexto día mi gobierno me regaló anteojos para la ceguera que provocan las sicopatías en boga: 1 Una entretenida mirada sobre el "vínculo especial" entre El Reino Unido y mi país; 2 El juego de bombardeos en Yemen y el fantasma de Al Qaeda; 3 La "energía verde", la ayuda en guerra y los Emiratos Árabes; 4 Una breve lección acerca de cómo hacer de los problemas climáticos una farsa en Cancún; 5 Un breve repaso diplomático a la canción Mécxixo lindo y querido"; y 6 Como postre la verdadera vocación africana del gobierno francés.

- Cargado llegó el sétimo dóa, no por el fin de alguna creaciòn, sino por Arabia Saudita y el financiemento del terrorismo, incluyendo ataques suicidas.

- En la octava luna de los papeles Wikileaks mi gobierno me regaló una sospecha terrible: los terroristas musulmanes en Brasil, pese a que el gobierno de Lula lo negó antes de abandonar la presidencia.

- El día nono me trabnquilicé, mi gobierno me regaló para defenderm de Rusia, el Mar Báltico nueve divisiones de la OTAN.

W25-2.gif
- El obsequio del día décimo no fue una sorpresa, pero fue grato igual: consistió en diez años de contaminación gratuita gracias a un acuerdo con China en Copenhague.

- El día once respiré más tranquilo, mi gobierno me obsequió tras ardua negociación con Rusia que las ganancias de Visa y Master Card no disminuyeran.
- El día 12 tuve, gracias a mi gobierno, la certeza de que éste se preocupa por todos, de manera especial por la inmunidad de la industria farmacéutica en esos paises que se creen independientes.

- En el día 13, mi gobierno rompió la maldición del número y me dio la satisfacción de saber que supo presionar a los alemanes" para que no molestaran los secuestros de la CIA en Alemania.

- Comenzado nada más el día 14, mi gobierno me dio todavía la posibilidad de otra guerra, ahora en Perú.

- El día 15 de los papeles de Wikileaks mi gobierno me regaló el recuerdo de una vieja lección imperial, que aplica en Europa: divide y reinarás.

- Mi gobierno, infatigable, me dio el día 16 -desde los papeles de Wikileaks- la certeza de que viene desde hace dos años exigiendo a los británicos sanciones a la banca de Irán por eso del financiamiento a los proyectos gubernamentales de ese país.

- El día 17 de los famososo papeles, mi gobierno me obsequió una información agridulce: cómo los diplomáticos suizos osaron querer sentar en la mesa del diálogo a EEUU e Irán; no se les hizo caso, naturalmente. W25-3.jpg

- El día 18, por mera coincidencia, mi gobierno me regaló, a propósito de incendios y explosiones allí donde hay petróleo dieciocho meses de ignorancia sobre un desastre en alguna parte de Asia.

- Para el día 19 mi gobierno me regaló la ocasión de saber que había hecho el intento de que las estrellas de Bollywood -el Hollywood de India fueran a Afganistán; segiuro no las de Hollywood, California, porque no las conoce nadie -y es peligroso.

- En el día 20 de los papeles de Wikileaks mi gobierno de dio una lección de cómo mantener buenas relaciones con los aliados en la causa por la democracia y eso: abogó implacablemente para que la firma española Sacyr no obtuviera los trabajos de ampliación del Canal de Panamá.

- Consecuente con sus triunfos militares y diplomáticos (no hablemos de economía) el día 21 mi gobierno me dio la noticia de que existe un mercado negro de misiles.
- Más sabroso, o repugnante, fue el obsequio del día 22: viajes y diligencias de congresistas que más parecen prostitución -por dinero, claro- que trabajo legislativo.

- El día 23 desde que comenzó la publicación de los papeles de Wikileaks mi gobierno me dio un regalo confuso relacionado con la CIA y la política del antiterrorismo: los secuestros y los inocentes.

- El día 24 de los nombrados papeles, mi gobierno me dio indicios de una operación por 24 millones de dólares de McDonalds en El Salvador. Todo por la democracia y los sanos negocios.

- Y el día 25, el final de esta cuenta, mi gobierno me dio una gran enseñanza: cuando las nuevas son malas, lo conveniente es matar al mensajero. Si el mensajero se llama Julian Assange, mejor.

¡Pensar que el 99.25% de los cables y documentos obtenidos por Wikileaks todavía no se publican!

* Periodista, ensayista, analista de asuntos políticos. www.zcommunications.org/zspace/davidswanson



 
15 de setembre
Pasa del clima Publicado en 11 diciembre, 2015 por prensaclima
¡Tenemos nuevo vídeo de Laponia Beach! Denuncia con humor del colapso ambiental al que nos encaminamos salvo que lo impidamos. El lema: pasa del clima. Dentro del proyecto sobre cambio climático y la #COP21 de París, que (...)

24 d'agost
Fragmento entrevista al filosofo, matemático y escritor Bertrand Russell, en el programa Face to Face, entrevistado por John Freeman En lo intelectual: observa los hechos, no lo que te gustaría que fueran los hechos. En lo moral: entiende que el amor es sabio, y el odio (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"