logo_mrg

 

 
diumenge 20 de febrer de 2011
«Zapatero ha hecho la reforma de las pensiones por cobardía»
ENTREVISTA a Ignacio Zubiri por Juanjo BASTERRA |
{Ignacio ZUBIRI} CATEDRÁTICO DE LA UPV/EHU DE HACIENDA PÚBLICA

Ignacio Zubiri participa en las reuniones de expertos con el lehendakari Patxi López, pero se muestra muy crítico con la reforma de las pensiones que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprobado con el apoyo de los empresarios y los sindicatos CCOO y UGT. «Estos han puesto la firma para cobrar el cheque», lamenta. Juzga la reforma de pensiones «innecesaria», «inútil» y «agresiva». A su juicio, es necesario que las pensiones se garanticen con la financiación económica de las arcas públicas. Se puede hacer, porque en la Unión Europea ya se hace. Sobre el Gobierno de Patxi López no entra en valoraciones, pero dice que «está muy condicionado» y que «no tendría que haber tomado algunas medidas impuestas desde Madrid».

¿Por qué cree que es negativa la reforma de las pensiones?

Cuando tienes un problema de que tus ingresos no son iguales a tus gastos tienes dos opciones: una, aumentar los ingresos y otra, bajar tus gastos. Con las pensiones se ha optado por reducir el gasto. No se ha planteado un aumento de los impuestos, de las cotizaciones o de los ingresos generales. Esta decisión es contraria al sistema de pensiones,

¿Le parece injusta la reforma?

Así es. Porque todo el aumento del coste de las pensiones lo ha hecho recaer sobre los trabajadores, sin tener en cuenta más opciones, como aumentar las cotizaciones y los impuestos.

¿Es insostenible el sistema público de pensiones?

Será insostenible si se empeñan en financiarlo con las cotizaciones actuales. Las estimaciones de la Comisión Europea, que no son especialmente favorables, indican que el coste de las pensiones en el año 2050 será del 15,5% PIB. Italia gasta hoy el 14%. La economía generará la cantidad de recursos necesarios para mantener el sistema actual. Será suficiente. Se nos está intentando presentar como técnica una solución ideológica, igualar las pensiones a las cotizaciones actuales. Dinamarca y Austria pagan las pensiones también con impuestos, como en Gran Bretaña e Irlanda, por ejemplo.

¿Ha cedido y se ha rendido Rodríguez Zapatero a la élite económica?

Es una mezcla de todo. En general, hay un problema con la política económica. En el caso de las pensiones, se ha hecho así por falta de valor y una mediocridad de los gobernantes para hacer valer los argumentos. En la política económica, el Gobierno español está actuando a la defensiva. Sólo reacciona cuando alguien critica. La bondad de las medidas depende de lo que digan la UE, el FMI o, incluso, mucho peor, «The Financial Times». Es ridículo que un Gobierno actúe conforme a las críticas de un periódico.

¿Qué es lo que ocurre?

Que estas instituciones no son asépticas, son liberales. Creen que los impuestos son malos, que el Estado del Bienestar ralentiza el crecimiento y que es mejor reducir gastos que aumentar los impuestos, y endeudarse. Mucha gente está en desacuerdo con esa política.

¿Es un problema de un Gobierno sin rumbo fijo?

El Gobierno de Zapatero es mediocre, tiene pocas ideas y, además, es cobarde.

¿La reforma tendrá algún efecto económico real a corto plazo?

No, ni garantiza las pensiones en el corto o largo plazo. Hay trampa. Las medidas tomadas tendrán efecto sobre las pensiones en, al menos, veinte años. Por lo tanto, cualquiera que diga que esta reforma es para salir de la crisis, miente. Queda ese recurso difuso de hablar sobre la credibilidad, pero es como hablar del sexo de los ángeles. Llevar adelante la reforma de las pensiones en un momento en el que hay una crisis económica es hacer el favor a quienes quieren recortar las pensiones. Es más, el año pasado las pensiones se pudieron financiar con los intereses que produjo el Fondo de Reserva, que es escaso, pero que algo da. La reforma actual no garantiza nada en el corto plazo, y es probable que si las cosas siguen así, se vaya tirando del fondo de reserva de la Seguridad Social.

¿La reforma garantiza la sostenibilidad de las pensiones?

Miente como un bellaco quien hace esa afirmación, porque nadie sabe lo que van a costar las pensiones futuras, pero sí se sabe por estimaciones que el coste de la nómina de las pensiones llegará al 15,5% del PIB en el peor año. Ahora está en el 8,9%. La reforma, como mucho y siendo generoso, reducirá el coste en un 3%, pero es sólo la mitad de lo que necesitaría. El problema es la trampa en la que nos han conseguido meter a todos. Es la idea de que la pensiones deben financiarse con las cotizaciones actuales. No se puede pagar sólo con cotizaciones. Nadie discute que la renta per capita va a aumentar, va a haber más dinero por persona. Es más que probable que la participación de los rendimientos de capital aumenten. Por lo tanto, es legítimo que el Estado financie parte de las pensiones.

¿Se pueden pagar las pensiones también con impuestos?

Si hoy la gente está ayudando a pagar las pensiones a los mayores, los demás tendremos derecho a recibir lo mismo. El Estado puede pagar las pensiones, pero lo ha evitado. Frente a esto ha hecho una reforma que reduce las pensiones ahora y fija una segunda ronda de reducciones con el llamado factor de sostenibilidad, que se aplicará por primera vez cinco años después de 2027. El que tiene 45 años ahora se deberá preparar a una segunda reducción importante, porque cinco años después del 2027 se lo van a revisar según el aumento de la esperanza de vida. Los que tienen menos de 45 años tendrán una secuencia de recortes. Es lamentable la actuación de CCOO y UGT en todo este negocio. Han ido a poner la firma y cobrar el cheque. Han puesto su pervivencia por delante de los derechos de los trabajadores.

Pero, ¿hay recursos económicos para hacer frente a las pensiones?

Claro. Es una cuestión de elegir el destino de los fondos públicos. Hoy Italia gasta el 14% del PIB en pensiones, el Estado español en el peor de los casos gastará el 15,5%. A nivel indicativo diré que aquí la presión fiscal está siete puntos por debajo de la UE y el nivel de gasto, nueve puntos por debajo. Además, el gasto público español es el más bajo de la UE-15. Se van a necesitar unos recursos que no son mucho mayores que otros países. En el Estado español hay un margen fiscal muy amplio, porque los impuestos son bajos en relación a otros países.

¿Es una manera de beneficiar a los fondos privados?

No puedo decir que esta reforma se ha hecho para beneficiar a los fondos privados de pensiones. Se ha hecho por cobardía. Pero sí puedo decir que los fondos privados de pensiones llevan veinte años mintiendo y presionando sobre su actividad. Indirectamente van a ser los grandes beneficiados, sin ninguna duda. Lo más grave es su rentabilidad, porque las inversiones a largo plazo no han dado una rentabilidad ni siquiera del 1%, según los datos de la patronal de Inverco. Un estudio hecho por el IESE dice que el 95% de los fondos de pensiones a diez años han dado menos rentabilidad que la deuda del Estado. Sin embargo, cobran comisiones altísimas.

Por tanto, un gran negocio.

En comisiones, sí. Se callan muchas cosas que la gente no sabe, porque cuando lleguen a su jubilación, si quieren cambiar el capital que tienen en su fondo de pensiones por una renta vitalicia les van a cobrar un 20% o un 30% de comisión. ¿Por qué? Porque están comprando un seguro de pensiones. Es decir, tienes ahorrados 300.000 euros por ejemplo, y te los puedes llevar, pero si vives mucho te mueres de hambre. Al final les compras un seguro para muchos años, pero luego te cobrarán entre un 15% y un 20% en comisiones. En todo caso, imaginémosnos que hay muchas personas viejecitas, habrá mucha gente que quiera vender sus fondos privados y estos caerán. Es como ocurre con las viviendas, se colapsaría el sistema

El secretario de Estado Octavio Granado dijo días atrás que la medida para contratar a tiempo parcial es una manera de poner «mercancía barata» en manos de las empresas para que luego aumenten los cotizantes. ¿Qué le parece?

No me lo puedo creer. Es otra vergüenza. Es un plan para empleo a tiempo parcial de 6 a 12 meses, que bonifica las cotizaciones a la Seguridad Social. Lo pagaremos mediante impuestos. Es inefectivo. Mejor que no lo hagan. Es una de las muchas medidas que se toman en épocas de crisis para bonificar a las empresas, creyendo que van a crear empleo, pero no lo hacen.

Se refiere a abaratar el despido como quedó regulado en la reforma laboral del año pasado.

¿Alguien en su sano juicio piensa que por abaratar el despido se va a crear más empleo? Lo que vas a conseguir es que en épocas de crisis se despida más, y en bonanza se contrate algo. Las medidas que se han tomado en el Estado español en el mercado de trabajo, que todo el mundo dice que son insuficientes, no han tenido ni un efecto ni lo van a tener. El Gobierno de Zapatero debiera preocuparse más porque el Consejo de Europa ha dicho que el salario mínimo interprofesional es impropio de una sociedad civilizada. Habría que preguntar qué papel se quiere que juegue el sector público en la economía porque a lo mejor resulta que la sociedad no está de acuerdo con la deriva que el Gobierno ha adoptado.

Ignacio ZUBIRI CATEDRÁTICO DE LA UPV/EHU DE HACIENDA PÚBLICA

Ignacio Zubiri rechaza la reforma de las pensiones. Cree que es «innecesaria» porque supone un nuevo recorte. A su juicio, lo que se ha hecho no tiene un efecto inmediato. Opina que «la respuesta de la ciudadanía tendría que ser no votar a quienes han añadido más miseria a nuestras vidas».

El Cheque: «Los sindicatos CCOO y UGT han ido allí a poner la firma y cobrar el cheque. Han puesto su pervivencia por delante de los derechos de los trabajadores»

«No hay voluntad para acabar con el fraude fiscal»

Como experto en fraude fiscal e impuestos, ¿cree usted que ha aumentado el fraude?

No lo sé, porque no hay un sistema de control, porque sorprendentemente no hay un sistema de control. La intuición me indica que en época de crisis aumenta más.

El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa informó de que el 82% de las empresas del Ibex están en los paraísos fiscales. ¿Qué le parece?

Aquí, si defraudas no pasa nada. Es cierto, tanto en las empresas como en los individuos.

Si aflorara el fraude habría recursos para destinarlos a pensiones, a prestaciones sociales...

Lo saben, pero no hay una voluntad. Tradicionalmente en el País Vasco ha habido una actitud de las tres diputaciones benevolente con las empresas. Empieza legalmente, porque los Impuestos de Sociedades están llenos de deducciones, etc, hasta el punto de que se recauda un 30% menos que en el conjunto del Estado español en Sociedades. La justificación oficial es que si no se hiciera así se perderían puestos. Eso tiene una traslación normativa escrita trufada de bonificaciones. El segundo paso es la gestión del impuesto, evitar que se lleven dinero a paraísos fiscales. El fraude no lo va a eliminar nadie, pero la diferencia es que en otros lugares si te pillan, la pagas; aquí, negocian.

Los empresarios quieren que se les reduzca aún más el Impuesto de Sociedades.

No me sorprende, porque tenemos una clase empresarial que ve que lo rentable es no pagar impuestos. La rentabilidad para ellos es pagar salarios bajos y no realizar inversiones.

De esta forma, ¿desaparece el Estado del Bienestar?

El problema en el Estado español es que antes de desarrollarse de forma plena el Estado de Bienestar ya se está desmantelando, es decir, ha empezado a volver antes de ir. Aquí todavía no hay unos servicios sociales desarrollados, la mayoría de la población tiene pensiones muy bajas, aquí se está volviendo para atrás antes de haber llegado a los niveles de Europa.

Una entrevista de Juanjo BASTERRA



 
25 de novembre
14 de noviembre 2017
Conversaciones en La Central (40) @Yayo_Herrero y @Rosa_Colmenarejo "Crisis ecosocial y perspectivas de cambio"

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"