logo_mrg

 

 
divendres 15 de juny de 2007
Conclusión de la cumbre del G8
más militarismo, solo palabras contra el cambio climático y mucha represión

La campaña ¿Quién debe a quién? considera que la reunión del G8 del año 2007 no va a pasar a los anales de la historia, ya que se ha limitado a ser una cumbre vacía de contenidos reales para hacer avanzar a la humanidad hacia la sostenibilidad y el final de la pobreza.

El cambio climático, una vez más, ha sido el gran tema a nivel mediático, pero el gran ausente en la toma de medidas finales. Para ¿Quién debe a quién? el compromiso “arrancado” al Gobierno de Bush de negociar una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a partir de 2012 en el seno de Naciones Unidas es absolutamente insuficiente por varias razones:

· No plantea ningún plazo ni compromiso real de reducción, con lo cual el acuerdo es fácil que se quede en papel mojado.

· Posterga aun más la lucha contra el cambio climático en un escenario en el que nos acercamos progresivamente a un incremento de la temperatura del planeta en 2ºC. Esta cifra ha sido señalada por el panel de científicos de Naciones Unidas como muy peligrosa, ya que, a partir de ella, el proceso de cambio climático se podrá acelerar mucho más y alcanzaremos situaciones de irreversibilidad progresivamente mayores, es decir, de no retorno hacia escenarios más habitables para la mayor parte del planeta.

· Ningunea el sufrimiento de millones de personas que ya están padeciendo las consecuencias del cambio climático en la escasez de agua, la subida del nivel del mar, la menor productividad de sus cosechas, el embate de fenómenos meteorológicos extremos (huracanes, sequías, lluvias torrenciales...) o la proliferación de plagas y enfermedades de transmisión por mosquitos.

· Además, los compromisos hacia un mundo más justo y sostenible que emanan de las últimas cumbres del G8 son sistemáticamente incumplidos. El mejor ejemplo es la promesa de la cumbre de Gleanagles de 2005 de incrementar en un 100% la ayuda a África, que sólo ha supuesto el aumento de poco más del 2% sin que exista ningún plan para que este compromiso se cumpla realmente. Sin embargo, el aspecto en el que sí parece que se han producido avances reales en la cumbre es el relacionado con la construcción de un escudo antimisiles por parte de EEUU y sus aliados europeos. El acuerdo podría incluir a Rusia en este proyecto. Para ¿Quién debe a quién? el escudo antimisiles no sólo está suponiendo un gasto de recursos ingentes para un objetivo absolutamente injustificable, sino que también está contribuyendo al incremento de la inseguridad mundial. Para la campaña, la seguridad mundial se alcanzará cuando desarrollemos instrumentos para que las personas vivan armónicamente con sus congéneres en base a que tengan sus necesidades cubiertas y no por la imposición de desigualdades en el mundo mediante la fuerza militar.

Esta imposición por la fuerza de una forma de ver y de hacer en el mundo es lo que se ha reflejado, desde el punto de vista de ¿Quién debe a quién?, en las numerosas protestas que se han producido en Alemania y el resto del mundo a la cumbre. La campaña participó en los exitosos bloqueos del balneario donde se realizó la cumbre y realizó acciones en varias ciudades del Estado español. Por ejemplo en Madrid organizaron una ruta en bici por todas la embajadas el G8 y un partido de fútbol entre el G8 y el resto del mundo (a la cual corresponde la fotografía adjunta). Pero también hubo acciones en Barcelona, Córdoba, Murcia y Asturias que como pasacalles o representaciones teatrales sobre el cambio climático.

La campaña, por último, quiere denunciar la antidemocrática actuación de la policía alemana que actuó con una brutalidad injustificada contra manifestaciones, en su gran mayoría, pacíficas. Además el Gobierno alemán ha puesto en marcha un sistema de juicios rápidos que impiden que las personas acusadas puedan defenderse.

Como conclusión del análisis de la cumbre, ¿Quién debe a quién? considera que el G8 debe desaparecer porque fomenta un mundo más insostenible, más injusto, más militarizado y más totalitario.

Para más información: www.quiendebeaquien.org/spip.php?article496 Luis González (626 682 685) o Aloia Álvarez (687 335 397).



¿Quién debe a Quién?

JPG - 4 kB, 126 x 142 pixels


Resposta a l'article
Siempre decepcciona el G-8 a quienes esperan algún modelo de racionalidad en el G-8, incluso el de su supervivencia conjunta, siempre puede más el inter’s particular inmediato y el que sea "otro" el que pague la factura.
24 de setembre de 2007

Decepcionante acuerdo sobre cambio climático en reunión del G8 Esto es lo que decían los titulares en 2005 tras la reunión del G-8 en Escocia con Blair de anfitrión: Decepcionante acuerdo sobre cambio climático en reunión del G8 En medio de la evidente distracción que representó el bárbaro ataque terrorista en el sistema de transporte de Londres, el grupo del G-8 trató de llegar a algún acuerdo constructivo sobre el importante tema del cambio climático, que estaba en segundo lugar en la agenda del anfitrión, Tony Blair, en la exclusiva “conferencia de los ricos” de Escocia. Sin embargo, a pesar de los avances en el tema de la ayuda a los países pobres, y especialmente al continente africano, el acuerdo sobre el calentamiento global representó, a juicio de los ecologistas, la mayor decepción de la cumbre de mandatarios, mayormente gracias a la renuencia del presidente Bush en aceptar límites obligatorios para frenar ese nocivo fenómeno, demostrando una vez más la enorme influencia que tiene la superpotencia en todos los asuntos de planeta, que convirtió una excelente oportunidad para demostrar su liderazgo en una mera declaración retórica.

Reunión de los líderes del G8 en Kyoto, Japón

En efecto en el comunicado final del G-8 se reconoce que el cambio climático es apenas un “reto a largo plazo”, negando una realidad inmediata y evidente para todos los terrícolas, mientras enfrentan cada año más calor, inundaciones y desastres ecológicos. Aparentemente la inflexibilidad del mandatario en ese punto trabó cualquier acuerdo constructivo para encarar el problema de inmediato con medidas más efectivas.

Sin embargo no todo fue negativo para la ecología en la cumbre, pues el comunicado del G-8 comprometió a las ocho naciones a trabajar con todas las naciones en desarrollo para reducir los gases de invernadero. Este punto es importante por cuanto países muy populosos como Brasil, India, China, y México y Sudáfrica (miembros del llamado G-5) estaban excluidos en el cumplimiento de los objetivos de Kyoto en razón de que son naciones subdesarrolladas, a pesar de que contribuyen a una parte significativa de los gases contaminantes y de constituyen cerca del 40% de la población mundial. Inexplicablemente, en ese protocolo, se dejaba la carga a los países industrializados, pero ahora hay un compromiso -al menos en papel- de que debe haber una responsabilidad compartida y que se iniciará un diálogo constructivo con el G-5.

Pero el punto conceptual más importante del acuerdo del G-8 en materia ecológica es el reconocimiento de que el calentamiento global es un hecho, o sea que está ocurriendo cada vez con mayor intensidad, a diferencia de las disquisiciones teóricas de algunos científicos, que alegaban la falta pruebas contundente de que el cambio climático se relacione con la actividad humana. Así, las naciones del G-8 se comprometieron -aunque sea teóricamente, a “estabilizar los gases de invernadero en la atmósfera a niveles adecuados para prevenir una catástrofe ambiental”.

Causas del calentamiento global

Sin embargo, acostumbrados al lenguaje retórico y ambiguo de estas cumbres, algunos ecólogos comentaron que se deja a la interpretación lo que es una “catástrofe ambiental”, aunque cada año estén ocurriendo en todas partes del mundo -sin discriminar países ricos o pobres- toda una serie de fenómenos meteorológicos que atestiguan que el efecto invernadero se está produciendo seriamente, afectando la vida y la economía de muchas naciones y con más crudeza a las pobres, con menos recursos para reponerse de estos desastres.

 
15 de setembre
Pasa del clima Publicado en 11 diciembre, 2015 por prensaclima
¡Tenemos nuevo vídeo de Laponia Beach! Denuncia con humor del colapso ambiental al que nos encaminamos salvo que lo impidamos. El lema: pasa del clima. Dentro del proyecto sobre cambio climático y la #COP21 de París, que (...)

24 d'agost
Fragmento entrevista al filosofo, matemático y escritor Bertrand Russell, en el programa Face to Face, entrevistado por John Freeman En lo intelectual: observa los hechos, no lo que te gustaría que fueran los hechos. En lo moral: entiende que el amor es sabio, y el odio (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"