logo_mrg

 

 
dilluns 9 de desembre de 2013
¡Por razones!
Luchar por la democracia
per  Xacata

Quienes controlan la economía amenazan la vida digna de la mayoría ciudadana. Perpetran su agresión, su saqueo, por medio de leales siervos como gobiernos, grandes medios de comunicación e instituciones económicas internacionales. Nadie puede dudar ya de que la minoría rica, la clase dominante, ha condenado y condena a millones de personas a la pobreza, la incertidumbre y la angustia en un ataque sistemático contra los derechos humanos de la ciudadanía. Los derechos cuyo disfrute garantizan la dignidad, la vida.

¿Qué hacer?

No confiar en milagros, por supuesto, y saber que esta lucha será larga y dura. Además de enfrentarse a la austeridad, los recortes, la destrucción de lo público, el paro, la precariedad, los desahucios... no hay que descuidar ni un instante la lucha por recuperar la democracia. Aunque es más exacto decir que hemos de luchar por una democracia de verdad. No el remedo de democracia con que nos engañan y oprimen. Porque, junto al saqueo y violación de derechos, nos llevan a pasos agigantados a un sistema dictatorial, maquillado como democracia ritual, pero vacía de contenido.

En el Reino de España, la muy franquista Ley de Seguridad Ciudadana, que el gobierno de Rajoy pretende imponer, recuerda mucho la legislación de aquella dictadura franquista que institucionalizaba el miedo y la represión.

Ésta del PP es una ley para convertir la protesta ciudadana en delito.

Muy franquista. Tanto es así que el comisario de derechos humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, denuncia que la nueva ley de Seguridad Ciudana viola los derechos de reunión y manifestación. Porque la libertad de “expresar el desacuerdo con las medidas de un Gobierno” ha de ser respetada y protegida por la justicia. Y aquí no es así sino todo lo contrario.

Y aún hay más. Hace unas semanas, el Consejo de Europa publicó un informe sobre derechos humanos en España donde alertaba sobre el “desmesurado” uso de la fuerza por la policía contra quienes la ciuddanía que se manifesta contra la austeridad. Y denunciaba la impunidad de los policías que maltratan y torturan a detenidos. Llueve sobre mojado. Y por eso, el Consejo General del Poder Judicial, a través de su Comisión de Estudios, ha denunciado que el proyecto de reforma de Código Penal del PP va más lejos que Franco y Primo de Rivera, que nunca introdujeron la pena de cadena perpetua que ahora el PP impone. Una pena inadmisible, porque va contra la reinserción del preso. En su artículo 25, la Constitución manda que el fin principal de las penas de privación de libertad es precisamente la reinserción.

Y, para rematar el viaje a territorio totalitario, la también nueva ley de Seguridad Privada del PP permitirá a los vigilantes de seguridad privada patrullar por las calles de las ciudades; tarea hasta ahora reservada a policías nacionales o municipales. Además, los seguratas (como se designan popularmente los agentes privados de seguridad) podrán controlar espacios públicos, pedir carnés y comprobar identidades, hacer registros e incluso detener ciudadanos. Como los inaceptables paramilitares en una dictadura bananera.

Más aún. Contra todo derecho, el ministerio del Interior creará un archivo de infractores. Y la misma ambigüedad del término ’infractores’ otorga a esa amenaza un tufo de dictadura que se carga de una tacada la presunción de inocencia y las garantías procesales, como elementos básicos de la democracia. Además serán tratados y castigados como delincuentes quienes defrauden a la Seguridad Social y consigan una prestación a la que no tiene derecho . Los que defrauden por valor de 50.000 euros (por ejemplo, quien cobre ilegalmente un subsidio de 600 euros durante siete u ocho años) puede ser condenado a ¡seis años de cárcel! Pero para que un fraude a Hacienda sea delito sancionable con prisión, se ha de defraudar más del doble: 120.000 euros.

Cabe recordar ahora que la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, aseguró hace poco que “su partido no consentirá que España quede en manos de personas que siempre protestan, pero nunca proponen absolutamente nada”. Una proclamación pública que suena a invitación al golpe de estado o, cuanto menos, al pucherazo electoral. Porque lo que dice Cospedal es que si ganara las elecciones un frente amplio de partidos de izquierda, movimiento ciudadano, asambleas del 15M... el PP no les permitiría gobernar. Aparte de la falsedad de lo de "nunca proponen nada", porque la ciudadanía que protesta, el movimiento ciudadano, las plataformas cívicas de todo tipo, las asambleas del 15M... proponen medidas y alternativas para sustituir este sistema injusto y predador.

El peligro autoritario es real. Y contra el autoritarismo solo vale luchar por la democracia. La democracia de verdad, participativa, no un decorado que la simule.



Resposta a l'article
Luchar por la democracia
21 d'agost de 2014, per  xacata

Tambien en la web de ATTAC y en el blog del autor http://xacata.wordpress.com/

... Hoy el ¿Que hacer? tiene hoja de ruta y primera fecha: #23S #23sconfluènciavlc mrg-valencia.org/spip.php?article930

Resposta almissatge:

Este artículo publicado en el diario del movimiento 15-M de Madrid, analiza los movimientos prodemocracia: pasado y presente. El 15-M es un movimiento continuador de los que han existido en España a lo largo del siglo XX para democratizar este país. El primer movimiento fue el que se desarrolló durante la República, la época más reformista ocurrida en el siglo XX. Nunca antes las fuerzas progresistas tuvieron tanta capacidad transformadora como en aquel periodo. En contra de la imagen propagada por las fuerzas conservadoras en España, la República significó uno de los intentos más intensos de alcanzar un sistema auténticamente democrático. Este intento chocó con los intereses de las élites financieras (la banca), la gran patronal, la Iglesia y el Ejército que se rebeló, con la ayuda de Hitler y Mussolini, mediante un golpe militar que triunfó (a pesar de tener la resistencia de la mayoría de la población) gracias enorme desequilibrio de poder militar, ya que las fuerzas republicanas apenas contaron con ayuda militar de los gobiernos supuestamente democráticos. Tales gobiernos no ayudaron al gobierno republicano, democráticamente elegido, porque tenía miedo a que las clases trabajadoras y otros componentes de las clases populares de sus países se “contaminaran” del entusiasmo mostrado por la mayoría del pueblo español a favor del cambio. El único país que ayudó a la República fue la Unión Soviética.

La victoria del golpe fascista y la imposición de la dictadura significaron una enorme represión, siendo una de las dictaduras más crueles que haya existido en Europa. Según el profesor Edward Malekafis, de la Universidad de Columbia en Nueva York, experto en el fascismo europeo, por cada asesinato político que cometió Mussolini, Franco cometió diez mil. Aquella dictadura fue una dictadura de clase en contra de otra, la clase trabajadora. Casi 120.000 personas continúan todavía desaparecidas. No se han encontrado, ni homenajeado, como tampoco se ha rendido tributo a todos los que murieron defendiendo la República. Éstos fueron la generación de mis padres, que perdieron aquella guerra y sufrieron una enorme represión.

El segundo movimiento comenzó en los años cincuenta y continuó en los años sesenta y setenta, cuando mi generación, hijos de la generación anterior que perdió la guerra, nos movilizamos para hacer caer aquella horrible dictadura. Y lo conseguimos, habiendo sido el movimiento obrero –que había sido la mayor víctima de aquella dictadura- el que lideró aquella lucha. De 1974 a 1978, España fue el país que tuvo mayor número de huelgas (la mayoría ilegales) en Europa. Franco murió en la cama, pero la dictadura murió en la calle. Ello muestra que las movilizaciones populares que cuentan con amplio apoyo popular pueden mover montañas.

La transición de la dictadura a la democracia, sin embargo, se hizo en situación de gran dominio del Estado por parte de las fuerzas conservadoras lideradas por la Monarquía, que limitaron en gran manera el desarrollo democrático. Un ejemplo de ello fue la Ley Electoral que favoreció sistemáticamente a las derechas a costa de las izquierdas, una ley electoral que se perpetuó debido a la complicidad del partido mayoritario de las izquierdas, que se aprovechó del bipartidismo que favoreció la ley, a costa de debilitar a todas las izquierdas (incluyendo el propio partido mayoritario de izquierdas, pues raramente tuvo mayoría para poder llevar a cabo su programa). Resultado de ello es que las derechas han dominado y hegemonizado la democracia existente en España. Tal dominio es la causa de que el Estado del Bienestar en España esté muy poco desarrollado, el gasto público social sea el más bajo de la UE-15, y las libertades estén tan limitadas en España.

Este dominio ha aparecido en toda intensidad en la manera como se está respondiendo a la enorme crisis financiera, creada por el comportamiento especulativo de la banca. Hoy, la banca, aliada con la gran patronal, está llevando a cabo la campaña más dura desde el fin de la dictadura en contra de las clases populares, tomando como objetivo la reducción de los salarios y la eliminación de la protección social. Este ataque frontal al bienestar de la mayoría de la ciudadanía se hace en alianza con el capital financiero y la gran patronal europea, representados por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, y el Fondo Monetario Internacional.

Y es ahí donde la rebelión del movimiento 15-M aparece, representando la tercera generación de protesta, que está enraizada en las luchas llevadas a cabo por las generaciones anteriores. Es importante que se establezca la continuidad en estos movimientos que han luchado para conseguir la democracia en nuestro país. Ha sido el intento, en parte exitoso, de las derechas, hacer perder a las nuevas generaciones su memoria histórica. Es urgente que se recupere esta memoria para que las nuevas generaciones sepan que sus antepasados pudimos terminar con la dictadura mediante movilizaciones, pero necesitamos una continuidad para poder alcanzar la democracia que se requiere para lograr el bienestar que la población se merece.

Luchar por la democracia
21 d'agost de 2014, per  Vicenç Navarro

Este artículo publicado en el diario del movimiento 15-M de Madrid, analiza los movimientos prodemocracia: pasado y presente. El 15-M es un movimiento continuador de los que han existido en España a lo largo del siglo XX para democratizar este país. El primer movimiento fue el que se desarrolló durante la República, la época más reformista ocurrida en el siglo XX. Nunca antes las fuerzas progresistas tuvieron tanta capacidad transformadora como en aquel periodo. En contra de la imagen propagada por las fuerzas conservadoras en España, la República significó uno de los intentos más intensos de alcanzar un sistema auténticamente democrático. Este intento chocó con los intereses de las élites financieras (la banca), la gran patronal, la Iglesia y el Ejército que se rebeló, con la ayuda de Hitler y Mussolini, mediante un golpe militar que triunfó (a pesar de tener la resistencia de la mayoría de la población) gracias enorme desequilibrio de poder militar, ya que las fuerzas republicanas apenas contaron con ayuda militar de los gobiernos supuestamente democráticos. Tales gobiernos no ayudaron al gobierno republicano, democráticamente elegido, porque tenía miedo a que las clases trabajadoras y otros componentes de las clases populares de sus países se “contaminaran” del entusiasmo mostrado por la mayoría del pueblo español a favor del cambio. El único país que ayudó a la República fue la Unión Soviética.

La victoria del golpe fascista y la imposición de la dictadura significaron una enorme represión, siendo una de las dictaduras más crueles que haya existido en Europa. Según el profesor Edward Malekafis, de la Universidad de Columbia en Nueva York, experto en el fascismo europeo, por cada asesinato político que cometió Mussolini, Franco cometió diez mil. Aquella dictadura fue una dictadura de clase en contra de otra, la clase trabajadora. Casi 120.000 personas continúan todavía desaparecidas. No se han encontrado, ni homenajeado, como tampoco se ha rendido tributo a todos los que murieron defendiendo la República. Éstos fueron la generación de mis padres, que perdieron aquella guerra y sufrieron una enorme represión.

El segundo movimiento comenzó en los años cincuenta y continuó en los años sesenta y setenta, cuando mi generación, hijos de la generación anterior que perdió la guerra, nos movilizamos para hacer caer aquella horrible dictadura. Y lo conseguimos, habiendo sido el movimiento obrero –que había sido la mayor víctima de aquella dictadura- el que lideró aquella lucha. De 1974 a 1978, España fue el país que tuvo mayor número de huelgas (la mayoría ilegales) en Europa. Franco murió en la cama, pero la dictadura murió en la calle. Ello muestra que las movilizaciones populares que cuentan con amplio apoyo popular pueden mover montañas.

La transición de la dictadura a la democracia, sin embargo, se hizo en situación de gran dominio del Estado por parte de las fuerzas conservadoras lideradas por la Monarquía, que limitaron en gran manera el desarrollo democrático. Un ejemplo de ello fue la Ley Electoral que favoreció sistemáticamente a las derechas a costa de las izquierdas, una ley electoral que se perpetuó debido a la complicidad del partido mayoritario de las izquierdas, que se aprovechó del bipartidismo que favoreció la ley, a costa de debilitar a todas las izquierdas (incluyendo el propio partido mayoritario de izquierdas, pues raramente tuvo mayoría para poder llevar a cabo su programa). Resultado de ello es que las derechas han dominado y hegemonizado la democracia existente en España. Tal dominio es la causa de que el Estado del Bienestar en España esté muy poco desarrollado, el gasto público social sea el más bajo de la UE-15, y las libertades estén tan limitadas en España.

Este dominio ha aparecido en toda intensidad en la manera como se está respondiendo a la enorme crisis financiera, creada por el comportamiento especulativo de la banca. Hoy, la banca, aliada con la gran patronal, está llevando a cabo la campaña más dura desde el fin de la dictadura en contra de las clases populares, tomando como objetivo la reducción de los salarios y la eliminación de la protección social. Este ataque frontal al bienestar de la mayoría de la ciudadanía se hace en alianza con el capital financiero y la gran patronal europea, representados por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, y el Fondo Monetario Internacional.

Y es ahí donde la rebelión del movimiento 15-M aparece, representando la tercera generación de protesta, que está enraizada en las luchas llevadas a cabo por las generaciones anteriores. Es importante que se establezca la continuidad en estos movimientos que han luchado para conseguir la democracia en nuestro país. Ha sido el intento, en parte exitoso, de las derechas, hacer perder a las nuevas generaciones su memoria histórica. Es urgente que se recupere esta memoria para que las nuevas generaciones sepan que sus antepasados pudimos terminar con la dictadura mediante movilizaciones, pero necesitamos una continuidad para poder alcanzar la democracia que se requiere para lograr el bienestar que la población se merece.

 
7 d'abril
ENTREVISTESANTINUCLEARS AMB PEDRO DOMÍNGUEZ (RIBERA EN BICI) 18/05/17
Seguim amb la sèrie d’entrevistes antinuclears. Avui parlem amb Pedro Domínguez, company de La Ribera en bici - Ecologistes en acció, membre de Tanquem Cofrents, professor de secundària, escriptor i (...)

3 d'abril
Villares, R. - Bahamonde , A. El Capital en su contexto, El mundo contemporáneo. Siglos XIX Y XX (audiolibro mp3) 25 enero, 2013
capítulo a capítulo, del libro de los profesores Ramón Villares y Angel Bahamonde, El mundo contemporáneo. Siglos XIX Y XX (Editorial Taurus, Madrid, 2009). (...)

3 d'abril
Una aproximación a la teoría laboral del valor (valor-trabajo)
Jorge Negro Asensio Audio: https://youtu.be/zwE4rX-goXU https://www.youtube.com/watch?v=q_oS-yd8Y0w texto: https://drive.google.com/file/d/0B93D...

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"