logo_mrg

 

 
divendres 15 de juny de 2007
DOSSIER INFORMATIU
GLOBALITZACIÓ NEOLIBERAL: CIMERA G-8 ALEMANYA, JUNY 2007
FÒRUM SOCIAL DE VALÈNCIA
per  mrg-valencia

El G8+5 es el grupo de los líderes de las naciones del G8 más los líderes de 5 potencias económicas emergentes (Brasil, China, India, México y Sudáfrica). El G8+5 fue formado en 2005.

Los representantes del G-8 se reúnen anualmente en la llamada Cumbre del G-8. La finalidad de estas reuniones es analizar el estado de la política y las economías internacionales e intentar aunar posiciones respecto a las decisiones que se toman en torno al sistema económico y político mundial.

El G-8, teóricamente, no tiene poder decisorio dado que, como afirman los que lo forman, es un “simple foro de discusión”. A lo largo de su historia, sin embargo, ha demostrado que las reuniones y Cumbres del G-8 van mucho más allá de un simple intercambio de impresiones entre los líderes de las potencias económicas.

Cumbre tras cumbre, encontramos una invariable reafirmación por parte del G-8 de las bondades de la globalización neoliberal y un impulso continuo de las reformas que lo deben permitir: liberalización comercial y financiera, privatizaciones, flexibilidad del mercado laboral y políticas macroeconómicas deflacionarias como el déficit cero en el presupuesto y los elevados tipos de interés. Pero mientras el G-8 se muestra implacable en el impulso de las políticas neoliberales, no ha mostrado tanta diligencia en la lucha contra la pobreza, la cancelación de la deuda o la erradicación del sida, incumpliendo sus promesas año tras año.

G8 2007 ¡Hay alternativas!



Dossier FSV del G-8

PDF - 294.9 kB, 0 x 0 pixels

G-8

Word - 84.5 kB, 0 x 0 pixels

ROSTOCK. Josu Eguireun
Una bocanada de aire fresco
PDF - 124.3 kB, 0 x 0 pixels


Resposta a l'article
出会い系
12 d'abril de 2009, per  出会い系
Resposta a l'article
Heiligendamm: la cumbre de la decepción
28 de juliol de 2007

“Acuerdo ridículo”, “sin decisiones trascendentes”, “menos que poco”

La satisfacción oficial por los resultados alcanzados en Heiligendamm contrasta con la escéptica reacción de diversas organizaciones, tanto en lo tocante a la ayuda al África como a la lucha contra el cambio climático.

El compromiso sobre cambio climático alcanzado en la cumbre celebrada en la ciudad alemana de Heiligendamm por los jefes de Estado y de Gobierno de los siete países más industrializados del mundo y Rusia no ha convencido a organizaciones y movimientos sociales por su “falta de datos y cifras concretas”, como explica Greenpeace, una de las primeras organizaciones en mostrar su "profunda decepción".

"Es un acuerdo ridículo, es menos que poco", afirmó el experto en Clima de Greenpeace Jorg Feddern, después de que se anunciara que los líderes del G8 han decidido luchar contra el cambio climático impulsando un acuerdo al amparo de la ONU que prevé reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero en 2050.

El responsable para Alemania de la organización ecologista NABU, Leif Miller, se ha manifestado en términos similares y ha calificado al acuerdo de "insuficiente" y "poco ajustado a las demandas de la comunidad internacional".

Feddern y Miller coinciden en que, más que un acuerdo, las conclusiones ofrecidas por los líderes del G8 son una “declaración política vacía de contenido y en ningún caso vinculante”.

“Lo único que han hecho ha sido posponer el problema”, critica el experto de Greenpeace, que echa en falta una referencia al año en que el G8 pretende tomar como referencia para aplicar esa reducción del 50 por ciento. Feddern remarca, además, que “un acuerdo sin cifras y no vinculante no es un acuerdo y mucho menos un éxito”, en referencia a las palabras de la canciller alemana Ángela Merkel.

Para Merkel, anfitriona de la cumbre de Heiligendamm, el acuerdo es un “importante paso adelante en la lucha contra el cambio climático” y un “éxito” que allana el camino a las negociaciones de un compromiso global que suceda, a partir de 2012, al Protocolo de Kyoto. Compromiso con ÁfricaOtro tema que ha suscitado críticas entre las organizaciones sociales ha sido el compromiso de los líderes con África. Collins Magalasi, director de ActionAid para Sudáfrica, por ejemplo, ha afirmado que la cumbre ha sido un “rotundo fracaso para el futuro de los africanos”.

El G8 ha fallado en su prueba de credibilidad ante África”, explica Magalasi. “Con los 60.000 millones de dólares que los líderes han prometido para combatir el sida no se van a poner en marcha muchos de los proyectos necesarios para poder frenar esta pandemia en el continente africano. No son un plan de financiamento comprensivo, si no una noticia devastadora para las 40 millones de personas que viven con la enfermedad en África”, ha afirmado Aditi Sharma, jefe de la campaña contra el sida de ActionAid. “24.000 personas han muerto durante los pasados tres días, mientras que los líderes del G8 han estado discutiendo sobre en cuántas vidas ahorrar”, concluye Sharma.

La organización humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) califica de "hipócrita" el presupuesto aprobado por parte de los dirigentes para la lucha contra el sida, ya que, como han recordado, este anuncio llega un día después de que los propios líderes de los países más industrializados del mundo decidieran exigir a las economías emergentes mayores niveles de protección a la propiedad intelectual, lo cual contribuirá a mantener artificialmente altos los precios de los medicamentos. "Se garantiza más protección a las patentes de los medicamentos que a los enfermos", explican.

La organización Intermón Oxfam, por su parte, ha pedido a los miembros del G8 que cumplan sus promesas y que los compromisos no se queden en “simple retórica”. La ONG ha recordado, también, que una cantidad de 100.000 millones de dólares de ayuda global al desarrollo representa tan sólo una décima parte del presupuesto global de armamento y es menos de lo que se gastó en todo el mundo en agua embotellada en el 2006.

“Para cumplir su promesa de aumentar la ayuda en 50.000 millones de dólares hasta 2010, los gobiernos del G8 apenas tienen que aportar un dólar por cada ciudadano por semana”, explicaron.

Promesas para Darfur

La cumbre del G8 se ha saldado, también, con una serie de promesas encaminadas a facilitar el proceso de paz en Darfur. Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Heiligendamm han pedido al Gobierno sudanés que acepte el despliegue de la mision de paz en la región de Darfur.

"Si el Gobierno de Sudán o los rebeldes continúan sin cumplir sus obligaciones, entonces tomaremos las medidas correspondientes desde el Consejo de Seguridad. El conflicto en Darfur pone en peligro a toda la region", señala la declaración final del encuentro del G8 apuntando a medidas sancionarias.

 
9 d'agost
Conferencia Ecosocialismo o capitalismo verde, por @JorgeRiechmann(*) (17-1-2017 Córdoba) https://youtu.be/S-jwMXcGTi8
Aquí podemos obtener materiales de trabajo que nos ofrece el autor de la conferencia: [http://tratarde.org/ (...)

concepció&disseny: miquel garcia "esranxer@yahoo.es"